España entre los primeros países exportadores de material de defensa



España, con unas ventas que superaron el pasado año los 2.431 millones de euros, está situada entre el sexto y octavo lugar en el ránking mundial de los países exportadores de material de Defensa, ha destacado el subdirector general de Comercio Exterior, Ramón Muro.

En una jornada sobre "El comercio internacional y su incidencia en la seguridad y la Defensa", celebrada en el CESEDEN, Muro ha resaltado el "auge increíble" registrado el pasado año en las exportaciones de material de Defensa y doble uso, al alcanzarse una cifra "inimaginable" hace diez años.

Según el informe anual, las exportaciones de material de Defensa alcanzaron en 2011 los 2.431,2 millones de euros, lo que supuso un aumento del 115,5 por ciento respecto a 2010.

Más de la mitad de estas ventas (1.354,8 millones de euros) correspondieron a Venezuela, que compró tres patrulleros y un buque de vigilancia (566,5 millones), seguida de Australia, con tres aviones de reabastecimiento en vuelo y repuestos de avión (391,43 millones de euros), y de Noruega, con la compra de una fragata (357,76 millones de euros)

Muro, subdirector general de Comercio Exterior de material de Defensa y doble uso, ha estimado que en los próximos años se mantendrán las cifras e incluso podrían aumentar, principalmente por la actividad de la planta de Sevilla que fabrica los aviones de transporte militar A400M.

Por su parte, el director general de Indra, Carlos Suárez, ha dicho que las exportaciones de todo tipo de bienes son ahora uno de las pocas soluciones ante el desempleo y la crisis económica mundial.

En su opinión, el sector de industria de la Defensa juega "un papel muy relevante" en la política exterior, en iguales términos que las Fuerzas Armadas y la diplomacia.

Los productos que vende la industria de la Defensa dan estabilidad a través de la disuasión y contribuyen a la seguridad marítima y aérea, ha subrayado.

El almirante general asesor de la presidencia de Navantia, Sebastián Zaragoza, ha indicado que es necesario mantener una marina de guerra, especialmente para España por su dependencia del mar.

Tras indicar que "no hay una Armada moderna y eficaz sin base industrial propia", el exjefe de Estado Mayor de la Armada ha dicho que ante la crisis actual Navantia, sin encargos de la Armada española, "se está buscando la vida en el exterior" y ahora tiene 19 pedidos en marcha.

José Luis Ibarreta, asesor militar del presidente de EADS, ha apostado por una relación de apoyo entre el Ministerio de Defensa y la industria.

"Es fundamental defender la capacidad industrial y la marca España", ha recalcado el exjefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, quien ha pedido al Gobierno que reconozca como "estratégico" al sector aeronáutico.

Inés de Alvear, abogada de Uría y Menéndez, despacho especializado en el sector de la Defensa, ha destacado que la nueva fórmula de exportación de armamento aprobada por el Gobierno, la denominada "Gobierno a Gobierno", abre "un mecanismo muy poderoso" para aumentar las ventas en el extranjero.

Fuente: EFE