Rusia y la India fabricarán caza de quinta generación


Antes de fines de año puede firmarse un contrato para el diseño, sobre la base del caza ruso T-50, del avión ruso-indio FGFA, que pasará a formar parte del armamento de la Fuerza Aérea de la India.
La India es para Rusia un socio antiguo y fiable en la fabricación conjunta de aviones de combate. 

авиация истребитель пятого поколения пятое поколение ПАК ФА T-50

Se calcula que el programa de fabricación conjunta de estos aviones se prolongará por espacio de veinte años, a lo largo de los cuales la India adquirirá doscientos cazas, incluyendo tres prototipos que serán suministrados a ese país en 2014, 2017 y 2019. Estos aparatos serán probados por pilotos indios a los efectos de que la India puede precisar sus demandas sobre el avión. 

De tal modo, dentro de dos años la India podrá tener acceso al caza de quinta generación para realizar las pruebas correspondientes. El inicio de la producción en serie, a partir de los plazos anunciados de producción del avión para las Fuerzas del Aire de Rusia, puede esperarse para fines de la presente década. 

El experto del Centro ruso de Análisis de Estrategias y Tecnologías, Vasili Kashin, dijo a La Voz de Rusia que la cantidad de aviones que se adquirirán compondrán una parte sustancial de la Fuerza Aérea de la India a la par con el Su-30MKI, el Rafale francés, y asimismo los aparatos de fabricación india LCA. Vasili Kashin opina que la activación de la cooperación con Rusia en el ámbito del caza de quinta generación, es la respuesta de la India a los proyectos de dos cazas de quinta generación que está ejecutando China. 

La parte India señala que la Fuerza Aérea de la China está activando en los últimos años la preparación de combate en las regiones montañosas, particularmente en el Tibet. Además, China desarrolla activamente una red de aeródromos militares en esa región. Si bien es prematuro aún hablar de una carrera armamentista entre los dos países, la India no quiere ir a la zaga de China en el equipamiento técnico de su propia aviación. 

La India es para Rusia el socio más próximo en el área de la cooperación técnico-militar. Incluso en los años de la guerra fría la India a veces podía recibir modelos más modernos y perfectos de armas soviéticas, que los que se suministraban a los aliados de la Unión Soviética del Tratado de Varsovia. Si bien entre Rusia y la India suelen surgir discrepancias sobre los aspectos económicos y técnicos de diferentes proyectos, entre ambos países nunca se produjeron grandes escándalos relacionados con la sustracción de propiedad intelectual rusa. 

De ahí que la India sea para Rusia un socio fiable en la producción conjunta de aviones de combate. En este sentido existe una gran experiencia. Antes la URSS y después Rusia organizaron la producción bajo licencia en la India de varios tipos de sus aviones, entre ellos los MiG-21, el MiG-27 y el Su-30 MKI. El primer MiG-21 fabricado bajo licencia fue ensamblado en la India aún en 1966, mientras que el programa Su-30MKI sigue desarrollándose hasta el día de hoy. La India obtuvo un amplio acceso a las tecnologías, incluyendo las licencias para la fabricación de motores, pero nunca actuó al margen o en perjuicio de los intereses de la parte rusa. 

Con China, que es otro importante socio en la esfera de la cooperación técnico-militar, Rusia también realizó varios diseños conjuntos en las décadas de 1990 y 2000. Un ejemplo lo tenemos en el avión de entrenamiento chino L-15, equipado en base al proyecto ruso Yak-130. No obstante, las posibilidades para una cooperación similar con la China no son tan amplias como con la India. China cuenta con una base industrial más potente que la India y en algunos casos es un rival directo de Rusia en los mercados mundiales de armas. La historia de la fabricación bajo licencia del Su-27 en China muestra que ese país siempre intentó copiar completamente las tecnologías del socio extranjero, para luego fabricarlo de forma independiente y exportarlo. De ahí que sean muy grandes los riesgos de los diseños y la producción conjunta con China de complicados tipos de armas.