Con 166 vehículos ya entregados, Portugal no concluirá el programa de blindados 8x8 “Pandur II”


El ministro portugués de Defensa Nacional, José Pedro Aguiar-Branco, anunció que denunciará el contrato relativo a la compra de vehículos blindados 8x8 GDELS-Steyr Pandur II y que, consecuentemente, no se recibirán los que faltan. Reveló que, desde 2010, GDELS (General Dynamics European Land Systems) no ha cumplido el programa y que se efectuaron pagos a la empresa por valor de unos 233 millones de euros. Pero muy probablemente el anuncio se deba al hecho de que el país está sumido en una grave crisis financiera y económica.


De los 240 ejemplares, el Ejército recibió 166 en 7 versiones (transporte de personal, con estación remotamente controlada M151 Protector, ambulancia, combate de infantería con torre SP 30, puesto de mando, reparación y recuperación y vigilancia y reconocimiento), de los cuales 47 sufren trabajos de revisión. 

La Marina lusa, por su parte, no ha recibido ningún vehículo. En octubre de 2010, la DGAIED (Dirección General de Armamento e Infraestructuras de Defensa) y GDELS celebraron un protocolo sobre los incumplimientos en el calendario de entregas, extendiéndolas hasta 2013 e, incluso a 2014 en el caso de los 9 de ingeniería (con componentes de misión de Pearson Engineering), y se aumentó el valor de las penalizaciones a pagar por el proveedor en el caso de retrasos.

De los 260 vehículos adquiridos en febrero de 2005 por cerca de 365 millones de euros, incluyendo repuestos, y una opción sobre 33 armados con una pieza de 105 mm. en torre, 240 unidades en 11 variantes (transporte de personal; con Protector; ambulancia; combate de infantería; puesto de mando; reparación y recuperación; vigilancia y reconocimiento; anticarro con el sistema ITAS para el misil TOW 2; ingeniería; comunicaciones; y porta mortero de 120 mm. Cardom y de 81) se destinaban a la Brigada de Intervención (BrigInt) del Ejército, para aumentar su capacidad de protección y movilidad y permitir la sustitución de los 4x4 Chaimite V-200.

Había, además, 20 unidades anfibias en cuatro versiones para el Cuerpo de Fusileros de la Marina (transporte de personal con ametralladora pesada de 12,7 mm. o lanzagranadas automático de 40 mm.; de combate de infantería con torre remotamente operada UT 30 y misil contracarro Spike LR; puesto de mando; y porta mortero de 120 mm.). Las negociaciones comprendían el ensamblaje local de 218 vehículos por Fabrequipa-Sociedade Industrial de Equipamento Rodoviário. El programa ha sufrido atrasos en las entregas, desacuerdos entre las partes y problemas técnicos.