Dimite el jefe de la Armada argentina en plena crisis por el embargo del buque escuela


Dimite el jefe de la Armada argentina en plena crisis por el embargo del buque escuela

El almirante Carlos Alberto Paz ha presentado su renuncia a la jefatura de la Armada argentina en medio del conflicto por la retención del buque escuela de la fuerza en un puerto de Ghana. La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha designado como sustituto al vicealmirante Daniel Alberto Martín, quien hasta ahora era subjefe de la Armada, según informó el secretario de Comunicación Pública de Argentina, Alfredo Scoccimarro.

Martín, de 57 años, es veterano de la guerra de Malvinas (1982), conflicto durante el que participó en la operación «Rosario» de reconquista de las islas bajo dominación británica.

La dimisión de Paz se produce tras anunciar el Ministerio de Defensa el pase a disponibilidad de dos altos mandos de la Armada por su actuación en el trazado del recorrido de la Fragata Libertad, retenida en Ghana por un reclamo de pago de deudas por parte de un fondo de inversión acreedor del Estado argentino.

Las sanciones fueron impuestas al secretario general de la Armada, Luis María González Day, y al director general de Organización y Doctrina de la fuerza, Alfredo Mario Blanco. Ambos oficiales fueron apartados de su cargo y además se les inició un sumario administrativo para «establecer responsabilidades respecto de la decisión de que la Fragata ARA Libertad hiciera escala en el Puerto de Tema, República de Ghana», informó el ministerio de Defensa.

«Decisión interministerial»
González Day afirmó el domingo en declaraciones a una emisora de radio que el paso de la fragata por Ghana fue una «decisión interministerial» y que la definición del recorrido respondió a un «proceso cooperativo» entre varias dependencias del Gobierno.

La fragata Libertad permanece retenida en el puerto ghanés de Tema desde el pasado día 2 debido a una denuncia del fondo de inversión especulativa NML Capital, que reclama a Argentina el pago de bonos soberanos que entraron en mora a finales de 2001, en medio de una severa crisis económica.