El US Army pone a prueba en Afganistán el lanzagranadas XM-25 “Punisher”



El US Army se apresta a iniciar un nuevo periodo operacional de pruebas Forward Operational Assessment (FOA) del revolucionario lanzagranadas XM-25 CDTE (Counter Defilade Target Engagement) de 25 mm. en Afganistán. El Programa está diseñado para refinar y optimizar la tecnología del arma, adoptando las experiencias y sugerencias de los usuarios, antes de que se inicie la fabricación en serie de las 12.000 unidades solicitadas por Ejército, con entregas a partir de comienzos de 2014. El primer periodo de ensayos, realizado desde fines de 2010 a 2011, estuvo a cargo de la 10ª División de Montaña y tuvo óptimos resultados, al punto que las tropas se negaban a devolver las armas, debido a que les proporcionaban no sólo un efectivo apoyo de fuego, sino una gran ventaja táctica.

Diseñado por la estadounidense ATK, tiene apenas 75 cm. de longitud y 5,5 kg. de peso y dispara municiones HEAB (High Explosive AirBust), que pueden ser programadas para detonar en un punto preciso sin necesidad de hacer impacto, haciéndolas idóneas para batir objetivos ocultos tras paredes o al interior de edificios y trincheras. Los proyectiles pueden –de acuerdo al tipo de espoleta - detonar por contacto, en el aire (cubriendo un área de 6 m2.) o bien estallar con retardo. La velocidad del proyectil en boca es de 210 m/seg., el alcance efectivo de 500 a 700 m. y el máximo de unos 1.000 m. Las cacerinas -de 4 tiro – pueden acomodar una gama de proyectiles de 25x40 mm. (de apenas 210 gr.) de alto explosivo termobáricos  antiblindaje (AP) y entrenamiento. Hay además proyectiles del tipo no letal y abre brechas.