Israel y EE UU comienzan las mayores maniobras militares conjuntas de su historia



Las Fuerzas Aéreas de Israel y de Estados Unidos comenzaron este domingo, en la más absoluta reserva, sus maniobras conjuntas de mayor envergadura hasta ahora, en las que simulan la defensa del espacio aéreo israelí en caso de una guerra con otros países de la región.

"El ejercicio comenzó tal y como estaba programado", confirmó Roni Kaplan, portavoz del Ejército israelí.

En poco más de tres semanas recrean "todo tipo de escenarios en los que Israel es atacada con misiles", según informó el diario Israel Hayom, entre ellos "la caída masiva de misiles desde todos los flancos: norte, sur y este", en una clara alusión a la amenaza que Israel percibe desde Irán.

Los dos países han tratado de distanciar las maniobras, en las que participan 3.500 estadounidenses y un millar de israelíes, del programa nuclear de Irán y de la posibilidad barajada en los últimos meses de que Israel ataque sus instalaciones.

En un comunicado este sábado, el Ejército israelí explicó que las Austere Challenge 12 (AC12) "es el décimo de una serie de ejercicios de este tipo llevados a cabo en conjunto con el EUCOM", la Comandancia Europea de Estados Unidos.

Niegan que Irán sea la causa

"Estos ejercicios forman parte de un calendario planificado de antemano para incrementar la cooperación (..) entre ambas fuerzas", agrega la nota, que también destaca que "no son de ningún modo una respuesta a eventos específicos de la región".

Las AC12, que debieron celebrarse en abril y con más efectivos estadounidenses, coinciden además con el mayor ejercicio anual de defensa civil en Israel, el "Turning Point 6" (Punto de Inflexión), lo que había propiciado interpretaciones como que ambos fueran la tapadera para un ataque conjunto contra Irán.

El teniente general Craig Franklin, comandante de la Fuerza Aérea estadounidense en Europa y que llegará a Israel en los próximos días para dirigir la operación, destacó en una tele-conferencia con periodistas que todas sus fuerzas abandonarán la zona al concluir el ejercicio. Más de mil militares estadounidenses han llegado a Israel en los últimos días y otros 2.500 participan en las AC12 desde bases en Europa o barcos en el Mediterráneo.

En el epicentro de los simulacros están el sistema contra misiles balísticos Aegis y los cohetes Patriot estadounidenses, a los que Israel incorporará los radares de sus baterías anti-misiles Arrow e Iron Dome, entre otros avanzados sistemas. Cada día se disparará una "salva" -término ambiguo que no revela si será uno o más cohetes- para calibrar y homologar todos los sistemas de alerta, detección e interceptación de misiles enemigos.

Un ataque de "consecuencias amargas"

Precisamente este domingo, el comandante general del Ejército iraní, Ataolah Salehí, advirtió que el enemigo del país, en alusión a EE UU e Israel, sufrirá consecuencias "amargas" si toma alguna medida contra Irán, informó la agencia oficial de noticias iraní IRNA.

Salehi advirtió que "el enemigo no sabe y esta confundido con el tema de que si toma alguna medida en contra de nosotros qué acontecimientos amargos le esperan".

"El enemigo se imagina que con la aplicación de sanciones y con presión logra éxitos olvidando que nuestro pueblo ha pasado peores situaciones durante los últimos treinta años y superará con autoridad la situación actual", aseguró el comandante general del Ejército.

Irán está sometido a sanciones por la ONU, además de la UE, EEUU y otros países, como represalia por su programa nuclear, que levanta sospechas de que tiene una vertiente armamentista, lo que Teherán niega y asegura que es exclusivamente civil y pacífico.