La fragata “Libertad” de la Armada Argentina retenida en Ghana por un embargo



El buque escuela de la Armada Argentina, que partió en viaje de instrucción desde Buenos Aires el pasado 2 de junio con 300 personas abordo, recalando en las últimas semanas en distintos puertos africanos, ha sido  retenido en Ghana tras recibir una orden de detención desde la Corte Superior del país africano que le prohíbe moverse del puerto. La detención fue reclamada por el Grupo NML Capital Limited, de Elliott Management y Huntlaw Corporate Service, que representa a los fondos de inversión, en posesión de bonos argentinos, que no entraron en el canje de la deuda externa y que quiere cobrar los saldos a su favor.

En el tono  habitual de declaraciones, desde la cancillería argentina se  ha declarado que la medida judicial que retine en puerto a la fragata “Libertad” es un "ataque artero" de los "fondos buitre" integrados por "escrupulosos financistas". Más allá, el Gobierno de Cristina Kirchner, ha declarado que los "lobbistas" que han provocado la retención del barco serían los mismos que "hostigaron" a la presidenta Cristina Kirchner durante su reciente estancia en Nueva York, en la cumbre de las Naciones Unidas.

El Gobierno argentino se halla en estos días inmerso en un enorme conflicto que ha llevado a las calles masivamente a los guardacostas de la Prefectura Naval, responsable de la seguridad marítima y de áreas navegables, a los agentes de la gendarmería, a suboficiales de la Armada y a la Policía  en reclamación de mejoras salariales.

Argentina negocia ahora contra reloj el monto de una fianza que devuelva al mar al buque escuela insignia de su Marina y emprendiendo las gestiones pertinentes para “aclarar el engaño que los inescrupulosos financistas han montado”. La Cancillería no ha informado de la situación del buque ni de sus tripulantes, a los que, al igual que a la legación diplomática en Ghana se ha prohibido hablar con la prensa, hasta ayer.