España se despide del portaaviones «Príncipe de Asturias», que será desguazado el año próximo


España se despide del portaaviones «Príncipe de Asturias», que será desguazado el año próximo

El portaaviones «Príncipe de Asturias», un «soldado español» con más de veinticuatro años de servicio a sus espaldas, ya no surcará más los mares. Y es que, este emblemático buque será desguazado el próximo año en los astilleros de Ferrol por decisión de la Armada y debido a la situación de recortes económicos

El navío, que fue el buque insignia de la Armada española, pasará a mejor vida tras constatarse que su puesta a punto costaría unos cien millones de euros. Sin embargo, todavía será posible disfrutar de este barco, pues sus partes principales y piezas más importantes serán trasladadas a varios museos. De momento, el barco sigue inmovilizado en la base naval de Rota

Varias fuentes militares han subrayado la «carga emocional» que supone deshacerse de este portaaviones, el cual lleva además el nombre del título del heredero de la Corona, pero, al parecer, no es viable acometer una reparación del buque. De hecho, el «Príncipe de Asturias» ya sufrió una modernización en 2007, la cual costó unos 3.665.000 euros.


Misiones destacadas

Con base en Rota, el emblemático portaaviones española realizó su primera salida al mar el 3 de noviembre de 1987 y fue entregado a la Armada el 30 de mayo de 1988 por la Empresa Nacional Bazán.

Esta incorporación, según la Armada, supuso el ingreso de la Marina española en el selecto grupo de marinas de guerra con un portaaviones. Su misión principal ha sido proporcionar defensa al Grupo de Proyección de la FLOTA (GRUFLOT) y superioridad aérea en la zona de despliegue.

El principal medio ofensivo y defensivo del buque era su Unidad Aérea Embarcada, con una capacidad aeronaval máxima de 29 aeronaves. Entre ellas destacaban los aviones Harrier de despegue vertical y los helicópteros SH-3 SEAKING y AB-212.


En sus 24 años de vida, ha participado en la Operación «Southern Guard» con motivo del conflicto del Golfo Pérsico. En 1994, ante el recrudecimiento de las acciones contra UNPROFOR, varias naciones de la OTAN enviaron fuerzas navales al Adriático, en previsión de operaciones de protección a los cascos azules. España destacó el Grupo Naval Operativo 81-01, encabezado por el portaaviones «Príncipe de Asturias».
El 28 de junio de 2005 el portaaviones asistió a la Revista Naval Internacional que el Reino Unido organizó en Portsmouth con motivo del II Centenario de la Batalla de Trafalgar.

Del 6 de febrero a 30 de marzo de 2006 el buque participó, integrado en una agrupación de la Armada en la que se incluían algunas unidades extranjeras, en el despliegue GALIBER 07 por aguas del Atlántico y Mediterráneo.