La intervención armada en Malí podría implicar a más de 4.000 efectivos




 Expertos militares de Africa, Naciones Unidas y europeos han elaborado los planes preliminares para la misión militar que prevé recuperar el control del norte de Malí, actualmente en manos de grupos islamistas, incluida Al Qaeda en el Magre Islámico (AQMI), según han revelado este martes responsables africanos.

   Según una fuente conocedora de estos planes, se prevé una fuerza de más de 4.000 efectivos, principalmente de los países de Africa Occidental. "Se usarán todas las opciones militares, terrestres y aéreas", ha señalado la fuente, que pidió no ser identificada.

   Expertos militares internacionales han elaborado el plan durante una reunión de una semana en Bamako y se la han remitido a la Comunidad Económica de Estados de Africa Occidental (CEDEAO) para su aprobación este martes. A continuación, el proyecto será revisado por el Consejo de Seguridad de la ONU a mediados de noviembre, antes de su puesta en acción.

   "Necesitamos responder en detalle al Consejo de Seguridad sobre la logística, el calendario, el tamaño y la financiación del despliegue de esta misión", ha explicado la presidenta de la Comisión de la CEDEAO, Desiré Ouedraogo, a los planificadores militares en una ceremonia celebrada este martes.

   "Así que vuestras conclusiones serán cruciales en la próxima fase, el que el Consejo de Seguridad de la ONU adopte una nueva resolución autorizando el despliegue", ha señalado.

   El Consejo de Seguridad dio a la CEDEAO 45 días a partir del 12 de octubre para elaborar un plan para una intervención militar en el norte de Malí. Sin embargo, fuentes diplomáticas apuntan que dicha operación no se llevará a cabo hasta dentro de unos meses.

   Según el responsable presente en la planificación, el cuartel general militar de la misión se establecerá en Koulikoro, a unos 60 kilómetros de Bamako, la capital.

   El Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), un grupo rebelde tuareg, se hizo con el control del norte de Malí a principios de año, pero tras el golpe de Estado militar en Bamako, ha ido perdiendo terreno frente a grupos islamistas que se han hecho con el control de las principales ciudades como Gao o Tombuctú.

   En concreto, actualmente se disputan el control sobre el terreno el MNLA, AQMI, el grupo islamista Ansar Dine --que está manteniendo contactos con Argelia y Burkina Faso para evitar una intervención-- y el Movimiento para la Unidad y la Yihad en Africa Occidental (MUJAO).

Fuente: http://www.europapress.es