Un comité de expertos del Ejército de Perú descarta la adquisición de los Leopard 2 A4 ofertados por España



Si bien en España no ha trascendido a nivel oficial ni oficioso la confirmación de querer deshacerse de los 53 Carros de Combate Leopard 2A4 que actualmente se encuentran aparcados en el destacamento que la agrupación de Apoyo Logístico (AALOG) nº 41 posee en Casetas (Zaragoza), el periódico peruano La Tribuna, confirma que tal oferta existe. Más allá, el diario peruano asegura que la propuesta española fue entregada al Comité Técnico Operativo del Ejército de Apoyo a la Adquisición de Tanques (CETO) bajo el mando del general de Brigada José Gómez Sánchez, quien también ejerce como Comandante General de la 18 Brigada Blindada del ET de Perú.

Sin embargo, según el diario, el 25 de septiembre de este año, el general Gómez comunicaba al director de Logística del ET de Perú que los Leopard 2A4 ofrecidos por España no estaban consideradas dentro de las alternativas de compra del CETO, considerándose en todo caso como óptima la versión más moderna de este carro, el Leopard 2A6.

La sorpresa se produce dos días después, cuando el Comandante General del ejército peruano, general  Moncada Novoa, solicita al ministro de Defensa, Pedro Cateriano, su visto bueno para que una delegación viajara a España a fin de revisar in situ los Leopard 2A4 que el CETO había descartado.


Del relato de la petición dirigida al Ministro para proceder a tal evaluación, se puede desprender que el Comandante General del Ejército da por hecha la adquisición de los Leopard ofertados por España. La Tribuna, que ha tenido acceso a tal documento, reproduce parte del mismo, en el que literalmente se dice: “Asimismo solicito se digne efectuar las gestiones pertinentes ante el Ministerio de Defensa del Reino de España (…) para la transferencia de los artículos (en referencia a los carros de combate) solicitados”

Pese a las evidencias reflejadas en la carta enviada al ministro de Defensa de Perú por el  general Moncada, fuentes del Ejército peruano aseguran que la visita de la delegación a España, de la que el 29 de octubre informábamos en defensa.com, pretendía evaluar y no cerrar un proceso de compra, esas mismas fuentes apuntan a que la prioridad hoy es para el país la adquisición de unidades de transporte, antes que de tanques.

Provenientes de la Brigada de Infantería Mecanizada "Extremadura" XI (Badajoz) y la Brigada de Infantería ligera "San Marcial" V (Vitoria) los 53 Carros de Combate Leopard 2A4 españoles  se hallan  inmovilizados  como consecuencia de la  irrupción de la crisis, que  convirtió los planes de transformación que les tenía asignados en otros de almacenamiento. La coyuntura económica alteró los planes contemplados en el Plan de Redistribución de Carros de combate, de 2008, por el que algunas unidades de Leopard, con la llegada de los Leopardo 2E al Ejercito español, se someterían a un proceso de hibernación a la espera de su transformación en carros de zapadores y en vehículos lanzapuentes.

En diciembre de 2011 se aprobaba un Plan de Almacenamiento de Larga Duración de Carros de Combate Leopard 2A4 excedentes de plantilla. Un plan cuya primera fase culminará el 31 de diciembre de este año.

En virtud de éste, los 53 carros serán sometidos a labores de mantenimiento para preservarlos en unas condiciones de operatividad similares a las actuales durante, al menos, cinco años. Éstas deberán focalizarse principalmente en el grupo motopropulsor y la barcaza, y además, no deberán impedir o condicionar futuras transformaciones del material en carros zapadores. Los Leopard, ahora, se encuentran a cargo del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), que será el órgano que deberá evaluar esta experiencia de almacenamiento de larga duración.