MEXICO: Peña Nieto anuncia mayor inversión en las Fuerzas Armadas

El presidente de México, Enrique Peña Nieto (c), y sus secretarios de Marina, almirante Vidal Soberón (d) y de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos (i), pasan revista a las Fuerzas Armadas mexicanas durante un desayuno en el Campo Militar de Ciudad de México. Foto EFE


El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo hoy que durante su gobierno incrementará la inversión en las Fuerzas Armadas mexicanas para brindarles mayores condiciones e instrumentos para ejercer su trabajo.

"Como comandante supremo sabré procurar lo necesario para que cumplan sus funciones, me propongo contribuir a la evolución de las Fuerzas Armadas a partir de una mayor inversión en nuestras gloriosas Fuerzas Armadas", aseguró Peña Nieto durante un desayuno con militares, en el que sin embargo no dio cifras de cuánto será el incremento.

"(Me comprometo) a brindarles mayores condiciones e instrumentos, tecnología e instalaciones adecuadas para que cumplan las directrices del Ejecutivo Federal", expresó el jefe Estado, al tiempo que manifestó su disposición por mejorar las condiciones de los militares para que tengan "una vida digna que les proporcione bienestar y certidumbre a sus familiares y seres queridos".

Peña Nieto aseguró que ejercerá el mando supremo de las Fuerzas Armadas "con espíritu de fuerza para fortalecer la unidad nacional, salvaguardar el territorio y garantizar la seguridad de toda la población".

"En mi calidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas mexicanas instruyo a los bandos superiores de la Defensa Nacional, de la Marina, la Armada, a conducirse con absoluta lealtad a la patria, en total disposición de servicio a los mexicanos, su misión es lograr un México en paz", aseguró.

"Bajo mi mando las fuerzas militares de México seguirán siendo factor de estabilidad y de confianza social. Seguirán cumpliendo con la elevada misión de garantizar la seguridad interior y la defensa exterior de la República", indicó.

El mandatario además afirmó que en esta labor los militares deberán ser "escrupulosamente respetuosos los derechos humanos".

"Sabré reconocer los méritos, premiar y estimular a quienes están dispuestos a entregar, incluso su vida para defender a la nación y construir un mejor México (...) Sepan que cuentan con el apoyo de su comandante supremo, exigiré fidelidad y profesionalismo", manifestó.

La seguridad es uno de los principales retos que deberá enfrentar el gobierno de Peña Nieto, dados los altos índices de violencia que registra el país a causa de la guerra que libran bandas del narcotráfico y el crimen organizado por el control territorial y de actividades ilícitas.

De acuerdo a estadísticas de organizaciones de la sociedad civil como el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) en México se registraron 60.000 muertos y 10.000 desapariciones.

Algunos de los cambios que promueve Peña Nieto en materia de seguridad son una reforma para trasladar las funciones de la Secretaría de Seguridad Pública a la Secretaría de Gobernación.

Dicha iniciativa, así como la desaparición de la Secretaría de la Función Pública y la creación en su reemplazo de una Comisión Nacional Anticorrupción, son analizadas en el Congreso.

El fin de semana el presidente igualmente dijo que la promoción del deporte durante su mandato será una de las estrategias para contrarrestar la violencia y prevenir los delitos.

Peña Nieto designó como procurador general al presidente de la Cámara de Diputados de México, Jesús Murillo Karam, a quien hoy el organo legislativo otorgó una licencia mientras se ratifica su cargo federal en el Senado.

"Una vez que el Senado de la República lo ratifique como nuevo responsable de la Procuraduría General de la República, cartera a la que fue propuesto el pasado 30 de noviembre por el presidente Enrique Peña Nieto, Murillo Karam asumirá su nuevo cargo", señaló un comunicado de la Cámara de Diputados.

La decisión de incrementar la inversión en materia de seguridad fue anunciada por Peña Nieto desde que era candidato, cuando también aseguró que entre sus planes en esta materia están acrecentar de 36.000 a 50.000 el número de integrantes de la Policía, institución que considera debe tener un mando unificado, crear una gendarmería nacional con militares bajo mando civil y mantener el Ejército en las ciudades que tengan índices elevados de violencia.