EEUU comienza el despliegue de los misiles Patriot en Turquía


Sistema de misiles estadounidense Patriot

Las Fuerzas Armadas estadounidenses han comenzado este viernes el despliegue progresivo de un contingente de 400 militares y dos baterías de misiles de largo alcance Patriot en Turquía, en el marco de la operación de la OTAN Anatolian Protector, destinada a reforzar las defensas aéreas turcas frente a ataques procedentes de la vecina Siria, según ha informado en un comunicado el Mando de las fuerzas estadounidenses en Europa (EUCOM).

   Los primeros militares del destacamento estadounidense que operará las dos baterías de misiles norteamericanas han llegado este viernes a la Base Aérea de Incirlik, situada en el sur de Turquía y próxima a la frontera con Siria.

   El contingente, integrado por militares del tercer batallón de la segunda unidad de Artillería de Defensa Aérea del Ejército estadounidense, con base en Fort Sill (Oklahoma), continuará desplegándose en varias fases en los próximos días.

   Este destacamento será el responsable de operar las dos baterías de misiles de largo alcance Patriot que Estados Unidos ha aportado a esta operación, junta a las otras cuatro que enviarán Alemania y Países Bajos. El despliegue de las seis baterías de misiles fue acordado en el marco de la OTAN como respuesta a los ataques contra territorio turco procedentes de Siria.

   "Turquía es un importante aliado de la OTAN y agradecemos la oportunidad de responder a la solicitud del Gobierno turco de acuerdo con los planes de defensa de la OTAN", ha explicado el segundo jefe del Mando de las fuerzas estadounidenses en Europa, el vicealmirante de la Marina estadounidense Charles Martoglio.

   Martoglio ha dicho que las baterías Patriot pasarán a estar bajo mando de la OTAN cuando se complete su instalación y los sistemas estarán preparados para operar en las próximas semanas. La OTAN ha dejado claro que este armamento tendrá sólo uso defensivo y no para apoyar la imposición de una zona de exclusión aérea o cualquier otra operación ofensiva.

   "Es bueno que esté en Turquía. Creemos que esta medida de disuasión que podemos incorporar hace que la presencia de nuestros soldados alejados de sus familias y amigos tenga sentido. Proteger a nuestros aliados es uno de los cimientos de esta alianza", ha destacado, por su parte, el comandante del Ejército estadounidense Brian Carlin, destacado en Turquía para esta misión.