Morenés hace balance de la actual situación en Afganistán. Los vehículos Husky entrarán en servicio a finales de febrero


Durante su comparecencia de ayer en el Congreso, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, confirmó la entrada en servicio a finales de febrero de los vehículos de limpieza de rutas Husky. Respecto a los  helicópteros Tigre, aseguró que “se transportarán en próximas fechas y estarán operativos en los próximos meses”. Ambos sistemas incrementarán las capacidades de protección durante el complejo proceso de retirada de las tropas.


En su exposición de la situación en el escenario afgano, el ministro recordó que en las zonas de responsabilidad española, el pasado 31 de diciembre el Gobierno afgano anunció la composición de la fase 4 de la transición que incluye, entre otros, el distrito de Murghab y el resto de los territorios pertenecientes en la actualidad al Mando Regional Oeste, del que dependen las fuerzas españolas. Se prevé también que en este distrito, al norte de Badghis, se inicie el proceso en febrero de 2013. 

Por lo tanto,  aseguró, “la responsabilidad de la seguridad de toda la provincia pasará a lo largo de este año a las fuerzas de seguridad nacionales afganas”. Reiteró asimismo que la seguridad de las tropas españolas se torna especialmente sensible durante el repliegue. “La operación de repliegue de nuestros efectivos en Afganistán y de sus medios materiales es la operación más logística -no solamente de los nuestros sino en general de ISAF-  es la más grande y compleja que nunca han abordado unas Fuerzas Armadas, sean combinadas o sean conjuntas”.

En cuanto al apoyo militar, civil, económico y la cooperación más allá de 2014 , el ministro admitió que ha habido muy pocos cambios y novedades en este último mes, “a pesar de haber sido bastante intenso en reuniones de alto nivel como la entrevista del presidente afgano, Karzai, y el de los Estados Unidos”.


La preocupación fundamental ahora mismo es el actual traspaso de control y el panorama yendo más allá de las garantías de seguridad a las elecciones presidenciales de 2014, a las que ya no se presentará el actual presidente Karzai, se encuentra casi en el mismo punto en que estaba el pasado diciembre.  “España está dispuesta a estudiar su participación en la misión de adiestramiento y entrenamiento continuado como está dispuesta también a estudiar los términos de su colaboración futura con la Alianza, con Naciones Unidas y con el Gobierno afgano, pero en estos momentos consideramos más prudente y lógico no tomar posición en tanto no se definan los parámetros tanto de la misión de apoyo como de sus medidas de acompañamiento”.

En cuanto al proceso de repliegue,  el ministro indicó que en el transcurso de su reunión con el secretario de Defensa de los Estados Unidos, “me ha explicado exactamente cuáles son sus procesos de repliegue, que respetan al cien por cien los calendarios establecidos en Lisboa y en Chicago independientemente de que los porcentajes van a ser distintos en función del cumplimiento de la misión, como he repetido ya en sucesivas ocasiones: cumplimiento de la misión, cumplimiento del compromiso y seguridad de la fuerza. Por lo tanto nos vamos con esas tres premisas a hacer exactamente lo mismo creyendo como creemos que el porcentaje de salida de Afganistán correspondiente a este año, que era un 40% para el año 2013 como bien saben ustedes, pueda incrementarse de una manera importante si las cosas siguen como están yendo”.