Pedro Morenés revela los pasos que van a darse para la intervención en Mali



Durante su última comparecencia en el Congreso, el Ministro de Defensa español explicó que tras  aprobarse el pasado 10 de diciembre, en el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, el borrador de concepto de gestión de crisis para una misión de carácter militar en Mali, denominada EUTM Mali, el siguiente paso por parte de la UE será aprobar el concepto de la misión, “cuya idea embrionaria es la siguiente: El diseño de la operación, que tendría un mandato inicial de quince meses, contemplaría proporcionar asesoramiento y adiestramiento militar a las Fuerzas Armadas de Mali, capacitándolas para participar junto con los efectivos africanos internacionales de la Cedeao en la recuperación de la integridad territorial del país.

El cuartel general de la misión, que estaría compuesto por treinta militares, se establecería en Bamako, y los centros de adiestramiento estarían en la región de Segou, situada a unos 250 kilómetros al noroeste de la capital, donde se emplazarían los entre 300 y 400 efectivos aportados por las naciones participantes. Este desarrollo del concepto de gestión de crisis de la Unión Europea va en paralelo y es perfectamente coherente con la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 2085 de 2012, del pasado 20 de diciembre. La resolución, que atiende tanto a la dimensión política del problema como al proceso de seguridad, en el que se insertaría la reconstrucción de las Fuerzas de Seguridad y Defensa de Mali por la Unión Europea, autoriza el despliegue de la misión Afisma desde la misión Cedeao por un periodo inicial de un año”, precisó Morenés.

El Ministró explicó que la recuperación de la integridad territorial correspondería, bajo la supervisión continua del Consejo de Seguridad, a la fuerza compuesta por un contingente de Mali y las fuerzas africanas de la Confederación de Estados del África Occidental, Cedeao. El adiestramiento de la fuerza, dijo, sería llevado a cabo en parte por la Unión Europea, y en parte por la propia Cedeao, con ritmos y calendarios no necesariamente coincidentes con la operación militar, que en ningún caso contaría con unidades de la Unión Europea.

No está autorizada todavía por Naciones Unidas, a la espera de que tanto el gobierno de Mali, como sus Fuerzas Armadas y las propias fuerzas de la Cedeao, cumplan con criterios que la propia resolución de las Naciones Unidas establece, entre los que se encuentra una elaboración estratégica más detallada de la operación y que tanto las fuerzas de Cedeao, Afisma, como de Mali conozcan sus obligaciones en cuanto al derecho internacional humanitario. A partir de ahora se necesitaría una decisión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el lanzamiento de la misión EUTM-Mali, la designación del mando de la misión y el inicio del planeamiento del concepto de la operación.

Sin embargo, los últimos acontecimientos en Mali, al haber sido forzado a dimitir el primer ministro, señor Diarra, tras ser arrestado por miembros de las fuerzas armadas de ese país, añaden mucha incertidumbre a la plasmación efectiva de la misión, y hacen imposible que les pueda concretar en esta comparecencia qué es lo que va a suceder a partir de ahora y sobre todo en qué plazos. “Es obvio que esta acción, justo al mismo tiempo que la Unión Europea aprobaba unas conclusiones sobre Mali en su Consejo de Asuntos Exteriores, en las que se establecía que uno de los parámetros fundamentales para el apoyo europeo era la primacía civil en el gobierno del país africano, dificulta mucho el entendimiento de la operación desde su concepto político, que es el concepto primigenio de cualquier actuación en Mali” , detalló Morenés.

“De todas formas, seguimos considerando muy necesario mantener una postura activa hacia las iniciativas europeas en el Sahel, ya que la desestabilización de la zona amenaza directamente a la seguridad de España, de nuestros aliados y de nuestros vecinos en el norte de África. Por ello a medida que se vayan desarrollando los acontecimientos, estaremos presentes en la adopción de decisiones en cuanto a la formulación de la misión de la Unión Europea, y por supuesto pronunciaremos una palabra definitiva sobre la posible participación de España. En todo caso, cualquier acuerdo favorable requeriría la autorización de esta Cámara, para lo cual, y tras previo acuerdo de Consejo de Ministros, solicitaría la oportuna comparecencia ante esta Comisión”.

"Lo que sí le digo ya es que en Mali la Unión Europea no va a enviar fuerzas destinadas a ningún tipo de combate. Será un elemento de adiestramiento, será un elemento de inteligencia, o será un elemento de asesoramiento, pero no vamos a estar de ninguna manera en combate en una región compleja, difícil y que hay que conocer extraordinariamente bien. A Mali vamos a ir después de que se desarrolle toda suerte de acción político-diplomática para evitar que los grupos del norte de este país puedan unirse de una manera definitiva y mezclar quienes no son radicales islamistas con quienes sí lo son, en el sentido del terrorismo yihadista, y tratar de separar esos grupos para debilitar a lo que nosotros consideramos que es la amenaza, que es fundamentalmente el terrorismo yihadista", recalcó el ministro a preguntas de la oposición.

El Consejo de la Unión Europea adoptó en marzo de 2011 una estrategia integral para la seguridad y el desarrollo del Sahel. Como consecuencia de esta estrategia, el 16 de julio de 2012 se inicia la misión civil en el ámbito de la Política Común de Seguridad y Defensa denominada Eucap Sahel Níger, cuyo jefe de misión es actualmente un general de brigada de la Guardia Civil. Continuando, el 19 de noviembre se presentó en el Consejo de Asuntos Exteriores el borrador de concepto de gestión de crisis para una nueva misión, esta de carácter militar denominada EUTM Mali, que fue aprobado en el siguiente Consejo de Asuntos Exteriores el 10 de diciembre de este recién terminado año.