Gran Bretaña ya cuenta con cien cazas Eurofighter Typhoon en sus fuerzas aéreas


130201gran-bretaña_eurofighter_100-01

El escuadrón de la RAF (Fuerza Aérea Real) número 1, con base en Leuchars (Escocia), ha recibido el Eurofighter Typhoon británico número 100. La fuerza aérea británica operará en el futuro con una flota combinada de aviones de combate formada por Eurofighter Typhoon de fabricación europea y F-35 Joint Strike Fighter norteamericanos, dos de los modelos más modernos y versátiles del mundo.

La entrega de esta unidad número cien británica del Typhoon coincide en el tiempo con el ensamblaje del F-35 número cien por la firma estadounidense Lockheed Martin, que se encarga de su fabricación. Esta unidad concreta corresponde a la variante de despegue y aterrizaje convencional (CTOL), denominada F-35A. La empresa informa de que en estos momentos existen 88 F-35 en distintas fases de ejecución en sus líneas de producción de Fort Worth y Marietta, en Estados Unidos, y en distintas localizaciones de los proveedores del programa en el mundo.

El Joint Strike Fighter es un avión furtivo de quinta generación que para el Ministerio de Defensa británico representa “un cambio radical en la capacidad de combate aéreo del Reino Unido”.

En cuanto a los Eurofighter, Gran Bretaña ya los está empleando en la defensa del Reino Unido y de las islas Malvinas. El escuadrón número 1 de la RAF acaba de cumplir el primer centenario desde su creación, en 1912.

El Ministerio de Defensa prevé un gasto de 18.000 millones de libras (21.000 millones de euros) en aviones de combate durante los próximos diez años. En esa cantidad está incluida la inversión necesaria para que los Typhoon de las fases 2 y 3 entren totalmente en servicio. La producción de este avión de combate europeo fue dividida en tres fases, denominadas tranches, en las que cada una comprende una mejora de las capacidades del avión respecto a la anterior.

Desde su entrada en servicio hace nueve años, ya se han entregado más de 350 Eurofighter a seis países: Alemania, Gran Bretaña, Italia, España, Austria y Arabia Saudí, para los que han completado un total de 160.000 horas de vuelo. El diciembre Omán se convirtió en el séptimo cliente de estos aparatos al encargar un pedido de doce aeronaves.