La Armada realiza la primera toma de un helicóptero sobre la F-105



La fragata F-105, que ha sido puesta recientemente a disposición de la Armada por parte de Navantia, continúa quemando etapas en la preparación para su entrada en servicio, aunque por el momento no haya ninguna fecha fijada de manera oficial para que eso suceda.
Desde la Marina se informó que el día 14 de febrero, a las 18.15 horas, un helicóptero Sikorsky SH3-D perteneciente a la quinta Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves realizó la primera toma de una aeronave sobre la cubierta de vuelo de la fragata Cristóbal Colón.
Esta toma se enmarca dentro del proceso de inspección, certificación y adiestramiento aeronaval que la fragata comenzó el día 11 de febrero, en aguas del golfo de Cádiz y que finalizó el 15. Culmina así un todo un complejo proceso que capacita y acredita a la unidad para operar como buque con capacidad aérea (BCCA).

Capacidad

La cubierta de vuelo de la fragata Cristóbal Colón, como en las demás fragatas F-100, está diseñada para operar, lanzar, recibir y dar apoyo, tanto de día como de noche a los helicópteros de la Flotilla de Aeronaves.
Con el objeto de realizar este proceso de certificación, la fragata salió de su base en Ferrol el pasado 9 de febrero para entrar el día 11 en la Base Naval de Rota (Cádiz), alcanzando así otro hito en la historia del buque, al realizar su primera navegación fuera de las aguas de Ferrol.

El Ajal, en el Arsenal

Por otro lado, el almirante jefe de Apoyo Logístico de la Armada (Ajal), el almirante Estanislao Pery Paredes, realizó ayer una visita oficial al Arsenal, donde ya estuvo el pasado mes de octubre para presidir la toma de posesión al frente del recinto del vicealmirante Manuel Garat Caramé.
Ayer hizo su primer recorrido por las instalaciones -en la anterior ocasión se limitó a presidir la ceremonia- y fue recibido por Garat Caramé. Tras recibir honores pasó revista a la fuerza y saludó a las diferentes autoridades militares que se dieron cita en el Arsenal.
Luego, después de una alocución a la dotación del recinto, firmó en el libro de honor y, a continuación, tras celebrar una reunión de trabajo, recorrió diferentes dependencias internas. Posteriormente se desplazó al parque de automóviles número 2, a la estación naval de A Graña y también a los polvorines de Mougá.