martes, 19 de febrero de 2013

Medalla de Honor también para los pilotos de drones



El secretario de Defensa de EE.UU, Leon Panetta, anunció la creación de una medalla para reconocer la labor de los militares que operan los aviones no tripulados y otras tecnologías que tienen un impacto directo en las operaciones de combate.

Panetta destacó cómo estas “modernas herramientas” han dado nuevas capacidades a los militares para enfrentarse al enemigo y cambiar el curso de la batalla, aunque sea en la distancia.

“Lo he visto de primera mano”, dijo Panetta, quien antes de ser secretario de Defensa fue director de la Central de Inteligencia estadounidense (CIA), en una rueda de prensa en el Pentágono conjunta con el jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin Dempsey.

“Siempre he sentido – después de haber visto la gran labor que hacen, día tras día – que los que realizan este trabajado de manera excepcional deberían ser reconocidos”, señaló Panetta.

Hasta ahora, ninguna de las medallas que otorga el Pentágono incluía una categoría que reconociera este tipo de contribución. La medalla reconoce las contribuciones de quienes manejan vehículos aéreos o submarinos no tripulados, así como la tecnología de defensa antimisiles y cibernética, que tienen un impacto en las operaciones de combate pese a estar a miles de kilómetros.

La condecoración será otorgada en nombre del secretario de Defensa y reconocerá los “logros extraordinarios” que hayan tenido un impacto en operaciones de combate, aunque no estén en el mismo continente, en concreto en misiones realizadas después del 11 de septiembre de 2001.

“Esta nueva medalla reconoce el carácter cambiante de la guerra y a los que hacen contribuciones extraordinarias a ello”, dijo a su vez el general Dempsey, quien subrayó que los criterios para este reconocimiento serán “altamente selectivos”.

Estados Unidos ha utilizado durante la última década aviones dirigidos remotamente, como Predators y Reapers, que se han convertido en una herramienta crítica para recopilar información y protagonizar ataques aéreos contra terroristas. El Pentágono ha puesto como ejemplo que pueden ser candidatos a esta medalla un operador aéreo de un “drone” en la base de la Fuerza Aérea Creech (Nevada) que puede afectar a las operaciones sobre el terreno o un soldado en Fort Meade (Maryland) que detecte y evite un ciberataque contra el sistema informático del Pentágono.

El anuncio de la condecoración se produce en un momento en el que se está cuestionando el uso de los “drones” por Estados Unidos contra objetivos terroristas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada