China refuerza en más del 10% su presupuesto militar en 2013, alcanzando los 88.500 millones de euros


El presupuesto militar chino se elevará a  88.500 millones de euros (720.100 millones de yuanes) en 2013, lo que supone un incremento del 10,7% respecto al pasado año, donde el gasto final fue de unos 80.000 millones de euros (650.000 millones de yuanes). Sin embargo, los datos que Pekín ha hecho oficiales en el informe presupuestario presentado en la sesión anual del Parlamento, representan una ralentización en la progresión de la inversión militar, puesto que en 2012 se elevó el presupuesto en un 11,6% respecto a 2011. Esta moderada tendencia coincide con los datos de previsión del PIB para la actual segunda potencia económica del mundo, que espera un crecimiento del 7,5% en este curso, tres décimas menos de lo que se registró en el pasado año. 


El cuanto a la relación del gasto militar con respecto al PIB, ésta sigue siendo menor que en otros países como EEUU o Gran Bretaña, al representar solamente un 1,6% de éste, a la vez que ocupa el segundo puesto en el ranking mundial por cantidad de presupuesto militar, superado sólo por Estados Unidos.  Sin embargo, Pekín sí puede alardear de poseer el mayor ejército del mundo, el conocido como Ejército Popular de Liberación, con 2,3 millones de efectivos disponibles.

Si atendemos a los datos registrados en lo que a gasto militar se refiere desde 2005, el incremento de la inversión china en esta partida es escalofriante. Desde ese año, en el que se invirtieron en defensa 29.767 millones de euros, se pasó a 50.298 millones de euros en 2008. Un año más tarde se llegó a los 57.000 millones, mientras que en 2011 se sobrepasó la barrera de los 70.000 millones.

Los datos del presente curso fueron publicados en el informe presupuestario y coincidieron con la última comparecencia que iba a realizar el primer ministro saliente, Wen Jiabao. El que ya es el predecesor de Xi Jinping, explicó que este progreso en la cantidad económica destinada a defensa tiene el objetivo de “mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los oficiales y soldados del ejército”.

Sin embargo, y, a tenor de las declaraciones efectuadas durante la Asamblea del lunes, no parece claro que China se preocupe solamente de promover su seguridad interna. De hecho, y según informó la agencia de noticias china Xinhua, Fu Ying, portavoz de la primera sesión de la Asamblea, tuvo unas duras palabras para su histórico enemigo: Japón. La portavoz explicó que el hecho de que el país vecino adquiriese las islas Diaoyu en 2012 fue lo que motivó que “China mandase barcos patrulla al área de las islas”. Así, y según confirma la citada agencia estatal china, Fu Ying explicó, en alusión a la hostilidad nipona, que “si la otra parte decide aplicar una serie de medidas duras y abandonar los consensos, es descortés no corresponder”. En cuanto al aumento del presupuesto en armamento, que se haría público al día siguiente, Fu señaló que “no sería una buena noticia para el mundo la incapacidad de China de garantizar su propia seguridad. Tenemos como objetivo defendernos a nosotros mismos, defender la seguridad y la paz, y no amenazar a otros países”.

Japón y Corea del Sur también aumentan la partida de defensa

Pekín no es la única que ha tomado la iniciativa de elevar su presupuesto militar. La tensión existente en el este de Asia ha llevado a los principales protagonistas de la región a incrementar su partida militar, como anunció Tokio hace apenas dos meses. Japón, inspirado también en el conflicto por las islas Senkaku (en japonés) y Diaoyu (en chino), junto a las eternas provocaciones por parte de Pyongyang, explicó que destinará unos gastos adicionales cifrados en 1.576 millones de euros con el objetivo de modernizar sus cazas, helicópteros y misiles. La idea impulsada por el nuevo presidente Shinzo Abe, supondrá una inversión de 45.000 millones de euros en defensa, convirtiendo al presupuesto nipón en uno de los más altos del mundo.

Por su parte, el gobierno de Corea del Sur, del que tomó posesión la semana pasada su nueva presidenta electa Park Geun-Hye también está tomando medidas para incrementar su presupuesto militar, aunque en este caso para contrarrestar el protagonismo bélico que está adquiriendo Corea del Norte en la zona. (Javier Martínez)