Corea del Norte releva al jefe de su Ejército por segunda vez en diez meses


Corea del Norte ha nombrado como nuevo jefe del Ejército Popular a Kim Kyok-sik, un veterano general que ya ocupó el puesto años atrás y que reemplaza a Hyon Yong-chol, que sólo ha estado diez meses en el cargo, tras una etapa de elevada tensión.

Kim Kyok-shik, de unos 75 años, fue presentado hoy, en una nota de la agencia estatal KCNA, como "jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Corea", cargo que ya ostentó entre 2007 y 2009.

El comunicado de la agencia se limitó a mencionar el nuevo puesto de Kim al informar de su presencia en el aeropuerto de Pyongyang para despedir a una comitiva norcoreana que partía rumbo a China, sin ofrecer detalles sobre la fecha o los motivos del nuevo nombramiento.

La llegada de Kim Kyok-shik, considerado un militar de línea dura, ha llegado en un momento de tensa calma en la península coreana, después de que Pyongyang bajara el tono de su retórica tras dirigir continuas amenazas de guerra a Seúl y Washington en marzo y abril.

El nombramiento de Kim Kyok-sik implica que en el año y medio de mandato -desde diciembre de 2011- del joven Kim Jong-un ha habido ya tres jefes del Ejército Popular, tantos como en los 17 años de gobierno de su padre, Kim Jong-il, entre 1994 y 2011.

El predecesor de Kim y hasta ahora jefe operativo de las Fuerzas Armadas, Hyon Yong-chol, apenas llevaba en el cargo 10 meses desde que en julio de 2012 sustituyera inesperadamente a Ri Yong-ho, un experto general que según observadores perdió el favor del nuevo líder del país.

Kim Kyok-sik fue máxima autoridad del poderoso Ejército norcoreano entre 2007 y 2009 y después pasó a dirigir una unidad de las Fuerzas Armadas.

Durante esta etapa, varios expertos creen que este veterano general orquestó el hundimiento del buque Cheonan y el bombardeo a la isla surcoreana de Yeonpyeong en 2010, que acabaron con la vida de un total de cincuenta personas, dos de ellas civiles.

En noviembre de 2012 Kim Kyok-sik fue nombrado ministro de Defensa del país, cargo que ostentó hasta que hace solo unos días fue sustituido por Jang Jong-nam, un general relativamente desconocido y joven -unos 50 años-.

El Ejército Popular de Corea, uno de los más numerosos del mundo con aproximadamente 1,1 millones de efectivos, es el principal garante del poder de la dinastía Kim, que gobierna el país bajo un ortodoxo régimen comunista desde 1948.