Defensa recorta 3.850 millones en nueve programas especiales de armamento

Defensa recorta 3.850 millones en nueve programas especiales de armamento

El Ministerio de Defensa recortará 3.850,24 millones de euros su techo de gasto en Programas Especiales de Armamento (conocidos como PEAs), según la propuesta que el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ha presentado esta tarde a los grupos políticos en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.

Los PEAs son veinte programas de armas estratégicas para las Fuerzas Armadas entre las que se encuentran el avión de combate Eurofighter, el avión de transporte militar A400M, el submarino S-80, el helicóptero de ataque Tigre o los vehículos Pizarro.

Son programas a pagar hasta 2030 por un importe de 33.345 millones (según cálculo de diciembre de 2012), por lo que se trata de compromisos de pago adquiridos en el último decenio entre el Gobierno español y la industria de Defensa. Ahora esa cifra se reducirá hasta los 29.494,86 millones tras las negociaciones emprendidas por el Ministerio de Defensa con empresas como Airbus Military, Eurocopter, Cassidian España, General Dynamics o Navantia, entre otras. Todas ellas con presencia e impacto de empleo en España.

El secretario de Estado de Defensa ha explicado que el ahorro es mucho mayor si se tiene en consideración el techo de gasto previsto por el anterior Ejecutivo socialista cuyo último secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, preveía en su última comparecencia en el Congreso de los Diputados un techo de gasto máximo de 36.875 millones de euros. Teniendo en cuenta esta cifra el ahorro se elevaría a 7.380 millones.

Un crédito de 1.000 millones y exportación

Entre los principales puntos de la renegociación se encuentran la renuncia de Defensa a 14 aviones de combate Eurofighter que se iban a recibir en la última fase de este programa internacional en el que participan Reino Unido, Alemania, Italia y España o 23 helicóperos NH.90.

Además Defensa tratará de exportar a terceros países e introducirá mejorar en el modelo de control y gestión de los programas de armamento con la centralización de la Dirección General de Armamento y reducir de 111 a 63 los órganos de contratación. En este punto entra el programa del avión de transporte militar A-400M: Defensa cree necesarios 14 de los 27 aparatos inicialmente suscritos en el programa con Airbus Military y los otros 13 los adquirirá para su posterior exportación.

También se prevé la petición de un crédito especial para acometer el pago de los programas de armamento este año por importe de unos mil millones de euros, algo que ya realizó el Gobierno el pasado por 1.782 millones.

El objetivo de esta «reconducción» de los programas de armamento es: «Dotar a las Fuerzas Armadas con equipos preparados para su entrada en operación; reducir los compromisos de pagos asociados a los PEAs y modular el impacto en déficit de estos programas; y diseñar un escenario de recuperación que abra la puerta a la posibilidad de abordar nuevos programas y ofrezca un escenario de optimismo para la Industria de Defensa Nacional», aseguro el secretario de Defensa, Pedro Argüelles.