Primer lanzamiento de un avión no tripulado desde un portaaviones



La Armada estadounidense ha lanzado con éxito, desde la cubierta del portaaviones George W. H. Bush, mediante catapulta, el avión no tripulado (UAV) X-47B. El vuelo de prueba, este martes, supone el primer lanzamiento de un UAV mediante catapulta desde un portaaviones en el mar, lo que ha sido calificado de un hito en el desarrollo de aviones no tripulados. El X-47B realizó varios vuelos de aproximación al portaaviones y aterrizó en la estación naval de Patuxent River tras un vuelo de 65 minutos.

El X-47B, fabricado por Northrop Grumman, es el avión demostrador del sistema de combate aéreo no tripulado (UCAS-D), desarrollado para investigar como los UAV de altas prestaciones pueden funcionar desde las cubiertas de los portaaviones. Desde 2011 está realizando vuelos de prueba para la Armada estadounidense desde 2011, y a finales de 2012 fue embarcado en un portaaviones para comprobar su compatibilidad con los aviones tripulados embarcados y el control del mismo.


Dentro de las pruebas con el X-47B, hace varios meses el UAV había realizado varios lanzamientos mediante catapulta en la estación naval Patuxsent River, previos al lanzamiento desde el portaaviones; y el día 4 de mayo el X-47B realizó su primer aterrizaje con frenado mediante un cable, simulando el aterrizaje en un portaaviones. Esta prueba ha sido el punto clave de más de tres meses de pruebas de adecuación a un portaaviones simulado en tierra, en los que se incluyern aproximaciones de precisión, aterrizajes y despegues y aterrizajes de precisión del X-47B y supuso el comienzo de la fase final de pruebas en tierra antes de las pruebas en portaaviones previstas a lo largo de este mes y de las que el lanzamiento mediante catapulta es una de ellas.

Durante el aterrizaje, el UAV extendió su gancho de parada para engancharse al cable de parada situado en la pista de aterrizaje, que permitió una rápida parada al X-47B. Durante el frenado, el X-47B empleó el sistema de navegación que utilizará en los aterrizajes en portaaviones navegando.


"Este frenado de precisión en tierra por el X-47B pone al programa UCAS-D en la fase final de un hito en la historia de la aviación naval. Es un paso clave para probar que los sistemas no tripulados pueden integrarse perfectamente en las operaciones de los portaaviones de la Armada", ha explicado el director del programa UCAS de la Armada, capitán de navío Jaime Engdahl.

El X-47B puede volar a 40.000 pies, durante 6 horas, con un alcance de 3.900 km, y dispone de dos bodegas internas que pueden llevar hasta 2.040 kg de carga útil. El alcance del X-47B es superior al de los aviones tripulados y podría transformar la guerra naval, de la misma forma que han transformado las operaciones terrestres.

Recientemente, la Armada estadounidense ha lanzado el programa del futuro avión no tripulado de reconocimiento y combate, UCLASS, con la finalidad de desarrollar un UAV furtivo, como se explica en el número actual de la revista Atenea. El objetivo es que proporcione capacidad continua y semiautónoma de inteligencia, vigilancia, reconocimiento, designación de objetivos y ataque dese portaaviones, que apoye su cobertura operativa 24 horas al día, 7 días a la semana.

Para el programa, la Armada ha invitado a cuatro empresas, que han desarrollado prototipos de UAV solicitados: Northrop Grumman, Boeing, General Atomics y Lockheed-Martin, y cuyos diseños podría evaluarse en el tercer trimestre de 2014. El programa tiene una gran importancia porque están en juego miles de millones de dólares de los sistemas que se vayan a adquirir por la Armada y porque el diseño que gane el programa será también adquirido por la Fuerza Aérea estadounidense, constituyendo la base del futuro arsenal de aviones no tripulados de reconocimiento y ataque de EEUU.

Por su parte, grupos de derechos civiles han mostrado su preocupación por los aviones no tripulados autónomos, que podrían combatir de forma semiindependiente; el grupo Human Rights Watch ha pedido una "prohibición preventiva" de los sistemas de armas no tripulados (robot) autónomos, que podrían poner en peligro a personal civil y violar las leyes humanitarias internacionales.


Fuente: http://www.revistatenea.es