JEMAD pide presupuesto estable y anuncia activación de Mando de Ciberdefensa


El jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, ha pedido hoy estabilidad presupuestaria para las Fuerzas Armadas y ha avanzado que el Mando Conjunto de Ciberdefensa, que dirigirá las acciones de los ejércitos frente a los ciberataques, estará operativo este verano.

El máximo responsable de la cúpula militar ha repasado, en un desayuno informativo organizado por Executive Fórum, el proceso de transformación de las Fuerzas Armadas, una institución "necesaria" para dar seguridad a los ciudadanos y "responsable" para cumplir los cometidos asignados por el Gobierno, entre otras cuestiones.

Sobre los recortes en Defensa, ha dicho que las Fuerzas Armadas necesitan estabilidad presupuestaria para planificar a largo plazo y ha precisado que los presupuestos actuales garantizan las labores de seguridad nacional y las misiones en el exterior.

Sin embargo, los ajustes afectan al alistamiento y la renovación de material, ha reconocido el almirante general durante su intervención, que ha contado con la presencia del presidente del Congreso, Jesús Posada, y del secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, así como responsables del mundo de la industria de la Defensa y de los partidos políticos.

Preguntado sobre la situación en Cataluña y las aspiraciones soberanistas, ha afirmado en las Fuerzas Armadas "no hay una inquietud especial" y ha remarcado que como institución está supeditada a las decisiones del Gobierno.

El jefe militar ha considerado necesario impulsar en las Fuerzas Armadas la inteligencia, la ciberdefensa, las fuerzas de operaciones especiales y los sistemas de armas selectivas de precisión, con el fin de evitar daños colaterales y bajas propias.

Ha encuadrado dentro del nuevo diseño de las Fuerzas Armadas la creación de una Fuerza Conjunta, integrada por los tres ejércitos, que contará con los mandos generales marítimo, aéreo, de operaciones especiales y de ciberdefensa.

En este sentido ha avanzado que este verano se activará el de ciberdefensa, que tiene entre sus cometidos "ejercer la respuesta oportuna, legítima y proporcionada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la defensa nacional", destaca la orden ministerial que lo regula.

La Estrategia de Seguridad Nacional, que aprobó el Gobierno el pasado viernes, considera los ciberataques como una de las doce amenazas para la seguridad.

El mundo vive en "un ambiente de incertidumbre" y una situación "compleja" y "preocupante", en el que "cada día surge una situación que provoca nuevos riesgos y amenazas".

En este sentido ha advertido sobre la zona del Sahel, enfrentamientos religiosos, la extensión del yihadismo antioccidental y los movimientos laicos que usan las redes sociales para su expansión, entre otros riesgos.

También se ha referido a los conflictos en Irán, Siria, países del norte de África y la zona del Golfo de Guinea hasta la costa americana, con presencia del crimen organizado y narcotráfico.

Estas son "algunas de las zonas inestables que hay que vigilar", ha afirmado García Sánchez, quien ha subrayado que "la seguridad sólo se hace patente cuando falta" y que "no hay que bajar la guardia" y garantizar la seguridad para el futuro.

Tras advertir también sobre los efectos de la crisis económica, ha añadido que actualmente existen otros riesgos que potencian las amenazas como las tecnologías y proliferación de ciberarmas y de armamento químico, así como los desequilibrios demográficos o el cambio climático.

La resolución de problemas globales exigen respuestas globales y no sólo de las Fuerzas Armadas, ha afirmado el JEMAD, quien ha asegurado que la Defensa es de todos.Ha defendido unas Fuerzas Armadas basadas en su sistema de valores tradicionales como son la jerarquía, unidad y disciplina. "Podemos perder casi todo pero no los valores" militares, ha enfatizado el jefe de la cúpula militar.

Otro de los pilares fundamentales para el ejército del siglo XXI es su grado de adiestramiento y capacidad de decisión, que convivan en armonía con el mundo de la diplomacia, la industria y el desarrollo, así como con un mando y control, e inteligencia, para conseguir "velocidad de mando que dé ventajas a un ejército sobre otro.