La OTAN desactiva su Cuartel General en Retamares (Madrid)

OTAN ceremonia de desactivación de su Cuartel General de Fuerzas Aliadas

La OTAN ha celebrado este jueves la ceremonia de desactivación de su Cuartel General del Mando de Fuerzas Aliadas ubicado en Retamares (Madrid), que desde 1999 ha participado en misiones en Kosovo, Irak, Afganistán, Darfur y Libia. En sus instalaciones, había destinados 450 militares de 16 nacionalidades distintas.

   La Alianza Atlántica decidió excluir a Retamares de su estructura de mando en junio de 2011, después de que en su cumbre de noviembre de 2010 en Lisboa se aprobara un nuevo concepto estratégico que pasaba por una reducción de personal, instalaciones y agencias. A cambio se otorgó a España uno de los Centros Combinados de Operaciones Aéreas, que ya está en funcionamiento en Torrejón de Ardoz (Madrid).

   El acto de este jueves estado presidido por el jefe del Mando de la Fuerza Aliada Conjunta de la OTAN en Nápoles, almirante Bruce W. Clingan, quien ha estado acompañado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez, y por el jefe del Cuartel General del Mando de Fuerzas Aliadas en Madrid, teniente general Alfredo Cardona.

   La ceremonia, que se ha prolongado durante cerca de una hora, ha contado con la presencia de una formación, mandada por el general de división del Ejército de Tierra francés Joel Rivault, y compuesta por una Unidad de Música, una Compañía de Honores y elementos conjuntos desplegados del Estado Mayor Uno y Dos. También ha contado con un bloque mixto formado por los elementos de apoyo nacionales, la Agencia de Comunicación e Información de la OTAN y la Oficina de Coordinación de Proyectos.

   Una vez incorporada la bandera nacional a la formación, perteneciente a la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid, mientras sonaba el himno de España, han llegado las autoridades que han presidido el acto y han pasado revista a las tropas.

   A continuación, el teniente general Alfredo Cardona ha pronunciado un emotivo discurso, en el que ha destacado la "tristeza" que sintieron los miembros del Cuartel al pensar que se produciría la desactivación del mismo en su momento "más operativo".

"CON DISCIPLINA Y ACTITUD POSITIVA"

   No obstante, Cardona también ha hecho hincapié en que "el espíritu de trabajo, la cohesión y la voluntad de ser empleados" dominaron sus "mentes" y "corazones". "Asumimos de forma inmediata, como buenos soldados, que nuestra desaparición era una decisión tomada por los niveles superiores de mando y que la acataríamos con disciplina y actitud positiva", ha agregado.

   Por último, ha puesto el acento en "la flexibilidad y capacidad de adaptación" del Cuartel, su vocación "expedicionaria, su capacidad de "respuesta inmediata" cuando se ha requerido su actuación y "la calidad del trabajo" que ha desempeñado.

HOMENAJE A LOS CAÍDOS

   Después del discurso, las autoridades han procedido a plegar y guardar el guión del Cuartel General, al tiempo que se entonaba el himno de la OTAN. En último lugar, se ha desarrollado el acto de Homenaje a los Caídos en el que los almirantes Clingan y García Sánchez han depositado una corona de flores, se ha escuchado el Toque de Oración y una salva de fusilería, en recuerdo de los soldados caídos.

   Ya en declaraciones a los medios de comunicación, una vez finalizada la ceremonia, el almirante Clingan ha recordado que la desactivación del Cuartel forma parte de la "nueva" estructura de la OTAN para hacer "frente a las nuevas situaciones" y ha añadido que la contribución que hasta la fecha ha hecho el Cuartel ha sido "muy grande".

   La nueva estructura de la OTAN, con la que los aliados buscaron adaptarse a las nuevas necesidades de la Alianza, redujo de once a siete sus cuarteles generales y de 14 a tres las agencias.

   Por su parte, el teniente general Cardona ha indicado que se trata de un "aligeramiento" de cuarteles, en cuanto a número se refiere y ha afirmado que aunque el que él dirige desaparece, "otros" asumirán los que han sido sus "cometidos". Finalmente, el jefe del Estado Mayor de la Defensa ha asegurado que las instalaciones serán utilizadas por otras unidades de las Fuerzas Armadas.

   Según fuentes militares consultadas por Europa Press, podría trasladarse a sus instalaciones el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, actualmente situado en el centro de Madrid. Además, parte del terreno que está sin edificar pasará a disposición del Ejército de Tierra, que ha expresado su interés en utilizarlo para ubicar sus instalaciones logísticas del Plan de Nueva Organización del Apoyo Logístico, conocido como 'Plan Nogal'.