La industria rusa pretende implicarse en la construcción de portaaviones

La United Shipbuilding Corporation ha declarado que las empresas rusas están listas para construir portaaviones. Prueba de ello es la profunda modernización del crucero portaaviones Admiral Gorshkov, para la Marina de la India. Los expertos no dudan de que Rusia cuenta con la tecnología y los especialistas necesarios, pero consideran que su coste es muy elevado.

La industria rusa pretende implicarse en la construcción de portaaviones

“La industria rusa es capaz de construir portaaviones”, afirmó el lunes el director del Departamento de Defensa del Estado de la United Shipbuilding Corporation, Anatoli Shlemov. Según él, ha quedado confirmado tras la experiencia de la profunda modernización del Admiral Gorshkov, un pesado crucero portaaviones.  

"Desde el punto de vista de la marina de guerra, para una de las principales potencias marítimas como Rusia, se trata de una cuestión conceptual. Muchos científicos relacionados con la flota nacional creían y todavía creen que, dada la especificidad del currículo de nuestro país, necesitamos portaaviones. Además, todas las grandes potencias marítimas (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, India, China, así como España e incluso Italia) tienen o planean tener portaaviones, como parte de su marina de guerra; es decir, la tendencia mundial es clara”, comunicó a ITAR-TASS. 

India: un socio estratégico para Rusia 

"Este tipo de fuerza naval se está desarrollando rápidamente en la región asiática. China, según fuentes autorizadas, está implicada muy seriamente en este tema. La India, nuestro socio estratégico, recibirá este año sin falta el portaaviones Vikramaditya (bajo el mismo nombre será parte del ejército de la Marina de la India el Admiral Gorshkov)", afirmó Shlemov, convencido.

"¿Qué tenemos nosotros? (...) Permítanme recordarles que hoy sólo tenemos un portaaviones de crucero pesado (Admiral Kuznetsov). Entretanto, se necesitan un par de naves de este tipo, que se basarían en el norte, y en la Flota del Pacífico", comenta el representante de la USC. 
Según Shlemov, "hay otro argumento más a favor de esta creencia: necesitamos mantener una fuerza naval completa, con plataformas para la aviación.

Así como los mejores pilotos de la Marina y de las Fuerzas Aéreas. Es alentador que ahora en la zona de Eysk se haya creado el NITKA (Centro de Formación y Pruebas de Aviación en Tierra), un complejo de formación universal ruso", comentó. 

El presente y el futuro de la flota militar rusa

Obtener fondos para el proyecto

"Desafortunadamente, el programa militar del Estado, actualmente aprobado e implementado, no tiene en cuenta la creación de puestos de trabajo para la fabricación de los portaaviones.

Sin embargo, ahora la Comisión Militar-Industrial y el Ministerio de Defensa de Rusia están trabajando activamente en el programa militar estatal que se desarrollará durante el período 2016-2025. Es posible que, con un cierto grado de voluntad política, se especifique, defina y, finalmente, se ejecute la creación del complejo de portaaviones", dijo. 

"Todo el equipo asociado a la aviación, todo el sistema que proporciona el despegue y el aterrizaje, era nuevo y fabricado a petición de la India. Todo esto está probado y funciona”, explicó al periódico Vzgliad Vasili Kashin, experto del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías. 

“Sobre esta base, Rusia es capaz de construir un portaaviones. Pero el interrogante de la construcción es un tema de asignación de recursos. (...) Es una cuestión de gran estrategia y de política exterior. ¿Estamos dispuestos a renunciar a otras oportunidades que podríamos desarrollar con el mismo dinero, y en su lugar, construir un portaaviones? Y si queremos construirlo, ¿cómo debe ser? Según tengo entendido en cuanto a este tema, a las autoridades rusas les falta algo de confianza, así como los términos definitivos". 

"Todo depende de la voluntad del Estado”, continúa un exjefe de misiles y artillería de la Marina, el contralmirante Viacheslav Apanasenko. “Muchas veces nos hemos construido desde cero. Permítanme que les recuerde que sólo 10-15 años después de la revolución, construimos, para la Segunda Guerra Mundial, nuestra flota marina de guerra, y era muy decente. Entonces la situación era mucho más dura, porque empezamos desde cero; en cambio ahora gozamos de experiencia". 

"Se trata de un juguete muy caro”, apuntó Vadím Kozyulin, director del Centro de Estudios Políticos de Rusia a Vzgliad, hablando de armamento convencional. “En mi opinión, en realidad no encaja en la doctrina militar de Rusia. Y tampoco cabe bien en los presupuestos. Aunque estoy seguro de que, si hay financiación, la industria rusa será capaz de producirlo y, la flota, de sobresalir ". 

Artículo publicado originalmente en ruso en Vzgliad.