La Base de Rota celebra 60 años mirando al escudo antimisiles

La Base de Rota celebra 60 años mirando al escudo antimisiles

La Base Naval de Rota ha celebrado este jueves el sesenta aniversario de los acuerdos bilaterales hispano-norteamericanos que dieron lugar a esta instalación mirando al futuro: la llegada del escudo antimisiles que traerá a 1.100 marinos con sus familias.

El nuevo embajador de EEUU en España, James Costos, ha visitado Rota para participar de esta celebración que, además de una exposición que recorre la historia de la Base, se ha conmemorado con una jornada de puertas abiertas y un acto militar en el que han participado las armadas de EEUU y de España.

Además de confirmar que el primero de los cuatro destructores que se instalarán en Rota llegará el próximo mes de febrero, el embajador ha querido traer un mensaje claro de que la instalación de las nuevas familias de marinos estadounidenses contribuirá a generar riqueza en un momento en el que España «navega en aguas difíciles» por la situación económica.

Y para apuntar los beneficios de esta instalación ha traído a la ceremonia un esperado regalo: la confirmación de que EEUU ha adjudicado a los astilleros de Navantia de la Bahía de Cádiz el contrato de mantenimiento y reparación de los cuatro destructores.

Este contrato es todo un balón de oxígeno para la industria naval gaditana, cuyos trabajadores llevan casi dos años clamando por la falta de carga de trabajo en el principal motor de empleo de la provincia con mayor tasa de paro de España.

James Costos ha señalado que la Base de Rota es el símbolo de «una historia compartida» que han vivido «generaciones de familias» y que demuestra que «no somos aliados por un pedazo de papel, sino porque nuestros hombres y mujeres trabajan conjunta y diariamente por mantener la seguridad» y por afrontar los desafíos contemporáneos en materia de seguridad. «No sé si seguiremos aquí otros sesenta años más, lo que si sé es que los sesenta años que han pasado son testigo de la fuerza de la cooperación y del respeto mutuos», ha dicho el embajador.

La llegada de los cuatro destructores, entre 2014 y 2015, convertirá la Base Naval de Rota en la que más familias estadounidense alberga de Europa y la localidad, cuya economía se beneficia de ello, se está preparando para darles la bienvenida.

Así, el embajador ha inaugurado hoy, junto con la alcaldesa de la localidad gaditana, Eva Corrales, la oficina «Welcome to Rota», que pretende ofrecer todo tipo de información y asistencia a las nuevas familias de las tropas estadounidenses.