Morenés anuncia que España deja Badghis y la base de Qala i Naw con "la misión cumplida"

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado a Efe que España deja la provincia de Badghis, zona de responsabilidad de las tropas en la guerra de Afganistán, y cede su base de Qala i Naw a las autoridades afganas con "la misión cumplida" y "los deberes hechos".


El titular de Defensa, en una entrevista concedida a Efe, ha repasado la situación de las misiones en el exterior, especialmente el repliegue de Afganistán, que esta semana da un paso importante con la retirada de Badghis y la cesión de la principal base en suelo afgano.

A partir de ahora la presencia española se limitará a la base de Herat, donde los militares participan en labores de seguridad, la gestión del aeropuerto y del hospital Role2.

"En Badghis hemos cumplido con la misión: transferido la responsabilidad a la fuerzas afganas, cumplido las obligaciones con los aliados y garantizado la seguridad de las tropas españolas en el repliegue de Qala i Naw a Herat", ha recalcado Morenés.

"Se cierra Qala i Naw con la misión cumplida y nos retiraremos a la base de Herat, donde esperaremos noticias sobre el pos-2014", ha declarado Morenés, quien ha dicho que la posición de España es permanecer en Herat al frente del aeropuerto y con el hospital Role a partir de 2015, cuando se hayan retirado todas las tropas internacionales.

Abierta en 2009 y en cuya construcción se invirtieron 44 millones de euros, la base se cede a las autoridades afganas. Allí se quedarán los recursos materiales que cuesta más trasladarlos a España que dejarlos en Afganistán.

Según el ministro, la operación logística de salida de Afganistán es "extraordinariamente gravosa y difícil", así como "la más ambiciosa de la historia militar".

Su coste equivale al gasto de la misión el pasado año, ha avanzado el ministro, que ha agregado que las operaciones en el exterior y muy particularmente la de Afganistán han servido para cambiar de forma muy sustancial la mentalidad de las Fuerzas Armadas españolas.

Sobre la misión en Líbano, ha recordado que se ha reducido de forma paulatina en el último año y ha avanzado que España mantendrá su participación en la misión FINUL de la ONU.

Ante la crisis en Siria que afecta a toda la región, Morenés ha recordado que las tropas españolas se encuentran en máxima alerta y con todos los planes preparados para actuar si hubiera que tomar alguna decisión.

"Estamos especialmente atentos a una zona del mundo complicada y con un fuerte efecto contagio".

Respecto al acuerdo alcanzado por EEUU y Rusia sobre Siria, por el que el régimen sirio se compromete a eliminar su arsenal de armas químicas, Morenés ha dicho que "eso tiene que ocurrir y tenemos que ver que eso se cumpla y comprobar que se ha cumplido".

Tras afirmar que "si se puede solucionar de esta manera me parece bien", ha advertido que "llevamos dos años de guerra civil en Siria, con 110.000 muertos, de los que 1.400 son por armas químicas".

Ello, ha señalado, debe hacer reflexionar al mundo civilizado y a la ONU, que "no han sido capaces de impedir semejante barbaridad".

Sobre la operación Atalanta de lucha contra la piratería en aguas del Índico, Morenés ha apostado por mantener la misión que ha tenido un "gran éxito".

Desde hace un año no se han producido secuestros de barcos y ningún pesquero ha sido atacado en la zona del golfo de Adén y las costas de Somalia.

También ha destacado la participación de España en la misión de Mali para formar al ejército para dar estabilidad a este país africano.

Morenés, a tres meses de cruzar el ecuador de la legislatura, ha destacado que en este periodo se ha reforzado de manera clara y directa la figura del Jefe de Estado Mayor de la Defensa y recuperar la credibilidad del Ministerio ante la industria de la defensa, al pagar las deudas acumuladas, que superaban los 30.000 millones de euros.

Asimismo se ha mostrado orgulloso de aumentar la eficacia y eficiencia de las Fuerzas Armadas, que son un ejemplo de solidaridad, responsabilidad y sacrificio notabilísimo ante la situación de crisis económica.

Tras afirmar que se ha racionalizado el gasto y conseguido ahorros importantes, ha dicho que el plan de infraestructuras en marcha supondrá una aportación de recursos que supondrán un plus para atender la adquisición de nuevos sistemas de armas necesarios.