Rusia firma un contrato con Angola para exportar armamento por valor de 1.000 millones de dólares


Moscú sigue confirmando su posicionamiento como gran exportador de armamento a nivel mundial. Esta vez, y con la mira puesta en el continente africano, Rusia ha conseguido cerrar, a través de la agencia encargada de la comercialización de armamento, Rosoboronexport, un acuerdo de exportación de armas valorado en unos 1.000 millones de euros con el Ministerio de Defensa de Angola.

El monto incluye la adquisición de 18 cazabombarderos Su-30K que hasta 2007 estuvieron operativos por la Fuerza Aérea de India y que ahora serán actualizados para el país africano. Así mismo se incluye la entrega de sistemas de artillería, municiones, armas ligeras y de infantería, además de helicópteros multifuncionales Mi-17. El contrato se cerró durante la visita a Luanda del vice primer ministro de Rusia y principal responsable de la industria militar rusa, Dmitri Rogozin.


El acuerdo formaría parte de la inversión de hasta 6.000 millones de dólares que pretende realizar el gobierno del país con el objetivo de rearmar, modernizar a su ejército y reforzar su seguridad. Además, se quiere reemplazar al armamento soviético existente en Angola, que todavía continúa en el país después de la guerra civil que se vivió en el último cuarto del siglo XX.

La parte referida a la entrega de los 18 Su-30K es la más importante del acuerdo, fueron utilizados por la Fuerza Aérea de India de manera temporal, hasta la puesta en marcha de los Su-30MKI. 

Después, las aeronaves se destinaron a labores de mantenimiento en instalaciones de la firma rusa Irkut. Otro de los objetivos de Moscú, que también se establece en el contrato, es la continuación de la formación de los oficiales angoleños en territorio ruso.