Se frustra la adquisición en Perú del Sistema de Defensa Aérea de factoría china valorado en 155 millones de dólares


Según hemos podido saber por fuentes extraoficiales, el Ministerio de Defensa (MINDEF) habría tomado la decisión de no aprobar el informe de la Fuerza Aérea del Perú que recomendaba adquirir en la República Popular China un Sistema de Defensa Aérea por un monto aproximado de 155 millones de dólares. Esta es la cuarta ocasión en que la Fuerza Aérea intenta adquirir un Sistema de Defensa Aérea. El primer proceso - realizado entre noviembre y diciembre de 2011 - fue declarado “desierto” tras una serie de inconvenientes de orden conceptual y técnico; en tanto que el segundo - adjudicado al Consorcio Northrop Grumman (EE.UU.), Rafael Advanced Defense Systems (Israel) y Bumar Group (Polonia) en febrero de 2012 - fue cancelado por el MINDEF debido a los reclamos presentados por los postores, en especial por CPMIEC (China Precisión Machinery Import-Export Corporation), que argumento que los Radares y Sistemas de Misiles a adquirirse no cumplían con las especificaciones técnicas de la licitación.

El tercer proceso fue objeto de controversia al darse a conocer que entre el 10 y 15 de junio una delegación del Ministerio de Defensa (MINDEF) – conformada por el Director General de Administración: Contralmirante AP (r) Ernesto Lermo Rengifo y la Jefa de la Oficina General de Asesoría Jurídica: Paola Lobaton – había visitado Roma (Italia) donde sostuvo una serie de reuniones técnicas con la Dirección Nacional de Armamentos del Ministerio de Defensa italiano a fin de “proseguir con las negociaciones para la adquisición de los Sistemas de Defensa Aérea”. Esto a pesar de que no existía en curso ninguna convocatoria para un Proceso de Selección Internacional y que los Requerimientos Técnicos Mínimos (RTM) – que rigieron durante los procesos anteriores – habían sido modificados sin sustento técnico alguno. Las negociaciones estaban referidas al suministro de 3 Radares de Vigilancia RAT-31DL/M – de 400 km. de alcance instrumental – y 2 RAT-31SL 3D (450 km. de alcance), así como 3 Baterías de Misiles MBDA SPADA 2000 Plus por un monto de 150 millones de euros. 

Es así, que a mediados de agosto, el MINDEF designo un Comité Evaluador Técnico-Operacional (CETO) – al mando del Teniente General FAP Héctor Mosca Sabate (Comandante de Control Aeroespacial) – que demoró tres meses en determinar que el Sistema de Defensa Aérea propuesto por la Republica Popular China: Radares JYL-1, Baterías de Misiles HonQi HQ-12 (KS-1A) y MANPADS QW-18 era el que más se adecuaba a los requerimientos operacionales de la Fuerza Aérea. Además, su propuesta económica se ajustaba al monto referencial de 156,8 millones de dólares. Las propuestas técnico-económicas de Israel, Italia y Rusia, así como del Consorcio conformado por Indra (España), Diehl Defence (Alemania) y LG NEX1 (Corea del Sur) fueron descartadas, no por el aspecto técnico, sino debido a que excedían largamente el valor referencial.

Ante este escenario, a la Fuerza Aérea solo le quedaría - vía el Grupo de Defensa Aérea (GRUDA) - definir a la brevedad sus requerimientos operacionales y realizar un nuevo estudio de mercado (acorde con los avances tecnológicos), evaluar si opta por adquirir - en procesos independientes y secuenciales - los Radares 3D, Baterías de Misiles y MANPADS, y determinar un adecuado y real valor referencial.  Adicionalmente, la Fuerza Aérea deberá invertir unos 5 o 6 millones de dólares en modernizar el Puesto de Comando y Control que fuera suministrado por Indra en 2002. Este Puesto de Comando y Control, que en su momento fue considerado el más moderno de Sudamérica, permite al Comando de Operaciones (COMOP) recibir y procesar en tiempo real la información sobre las aeronaves, tanto amigas como enemigas, en el espacio aéreo y coordinar con la defensa aérea. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima).