El Ejército adquiere sistemas de blancos móviles para entrenar la puntería de los militares

El contrato asciende a 3,8 millones de euros y contempla la adquisición de módulos para francotiradores
El Ejército de Tierra compra un nuevo sistema de blancos abatibles portátiles para prácticas de tiro. Va equipado con siluetas en tres dimensiones y localizador de impactos para francotiradores.

Militares españoles realizando prácticas de tiro.

El precio total del contrato es de 3,8 millones de euros, y será adjudicado por la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico. Se trata de 22 módulos de blancos móviles y otros 5 especialmente diseñados para prácticas de tirador de precisión.

Según los pliegos de la licitación, el sistema deberá ser apto para ser utilizado con todas las armas, desde cortas –pistolas de calibre 9 mm- hasta calibres largos –rifles de precisión de 12,7 mm, o ametralladoras FN Minimi-.

Tal y como explican fuentes militares a ECD, estos sistemas se utilizan en campos de tiro del Ejército de Tierra para probar y practicar la puntería de los militares ante blancos fijos y móviles –funcionan a través de raíles-. Parte de las siluetas son en tres dimensiones.

Los disparos y la eficacia se analizan luego automáticamente con sistemas informáticos, que informan del porcentaje de acierto de cada bala. Son especialmente sensibles a la hora de determinar la trayectoria y velocidad de disparo en el caso de los francotiradores. De hecho, en el contrato se incluye la adquisición de diversas herramientas electrónicas para medir con total precisión los disparos desde largas distancias –está configurado para campos de tiro de hasta 1,5 kilómetros de distancia-.

El contrato también incluye un curso de formación para el operador del sistema, así como manuales de utilización y mantenimiento. Además, el contratista está obligado a suministrar repuestos para estos sistemas en menos de 90 días.