Los 10 francotiradores más famosos de la historia

"El Francotirador", filme de Clint Eastwood estrenado recientemente, adapta a la gran pantalla la autobiografía del Navy SEAL Chris Kyle, un tejano con el récord de muertes como francotirador del ejército estadounidense. La película saca a luz una profesión que tiene licencia para matar.
En la historia hay varios francotiradores que tienen cifras de hombres asesinados "con autorización" realmente sorprendente. Estos son algunos de ellos:


CHRIS KYLE

En Chris Kyle (8 de abril de 1974 - 2 de febrero de 2013) está basado el filme de Clint Eastwood. Fue un marine perteneciente a los SEAL de la Armada de Estados Unidos, famoso por ser el francotirador más letal de la historia militar estadounidense.

Los iraquíes lo apodaron el Demonio de Ramadi durante la invasión de Irak de 2003 y la posterior guerra. 
Kyle efectuó en Ramadi acciones mortíferas en su especialidad logrando dar en el blanco a una distancia de 2.100 m cuando un joven insurgente se dirigía con un RPG a un convoy estadounidense en marcha. Otra de sus acciones fue matar a una mujer con un bebé en brazos que portaba una granada y que se acercaba confundida entre la muchedumbre a un grupo de soldados estadoundienses.

En la segunda batalla por la ciudad de Fallujah, Kyle hizo en un solo día, 40 muertes de insurgentes, los irakies pusieron un precio por su cabeza con una recompensa de US$ 180.000. Kyle fue además herido dos veces por disparos de otros francotiradores y sobrevivió a 6 atentados con explosivos disimulados mientras se trasladaba en vehículos de la Marina. Kyle por sus actos ganó dos Estrellas de Plata y cinco Estrellas de Bronce.
El Pentágono confirmó 160 muertes atribuidas a Kyle, aunque él en su libro informó de un número mayor: 255.

Kyle permaneció 10 años en los SEAL, hasta 2009. Se retiró para poder salvar su matrimonio con su esposa Taya con quien tenía dos hijos. 

Kyle fue entrevistado numerosas veces y siempre defendió su labor en Irak con la premisa de que por cada baja de un insurgente iraquí, salvaba varias vidas estadounidenses y que no consideraba a sus víctimas como personas. "La primera vez, ni siquiera estás seguro de que puedas hacerlo (matar). Pero yo no estaba allí mirando a esas personas como personas. No me preguntaba si tenían familia. Solo estaba tratando de mantener a mi gente a salvo", afirmó.


ABU YUSEF AL TURKI 

Era considerado el mejor francotirador de Al Qaeda. Cuando murió, sus seguidores aseguraron que había formado a 400 francotiradores en la Brigada de Jabha de Al Nusra y que “nunca mató a civiles”. Le decían Chewbacca, ya que se camuflaba bajo un traje de paja luciendo como el famoso personaje de la "Guerra de las Galaxias". Falleció en 2014 junto a 50 milicianos en un campo de entrenamiento sirio bombardeado por EEUU.


ADELBERT F. WALDRON

Adelbert F. Waldron (14 de marzo de 1933 – 18 de octubre de 1995) fue sargento de la armada en la 9° División de Infantería de EEUU. Estuvo ocho meses en Vietnam, ahí logró abatir un objetivo a una distancia de 900 metros y disparando desde una plataforma móvil. Durante la Guerra de Vietnam mató a 109 personas. 

A diferencia de Chris Kyle, quien trabajó en ambientes urbanos, Waldron ejecutó a sus víctimas en la selva.

En el país asiático permaneció tan sólo 8 meses, pero en este corto periodo de tiempo logró hazañas realmente asombrosas, como abatir a un objetivo a una distancia de más de 900 metros y disparando sobre una plataforma móvil. 

Waldron es uno de los pocos militares estadounidenses que ha recibido en dos ocasiones la "Cruz de Servicio Distinguido", una de las condecoraciones militares más valoradas por los soldados de ese país. 

También recibió la Estrella de plata por una operación nocturna que tuvo lugar el 22 de enero de 1969 en la provincia de Kien Hoa. Allí, en una sola noche, Waldron acabó con la vida de 11 soldados vietnamitas.

Waldron, quien hacía honor al lema de los francotiradores: un tiro, una baja, se convirtió en uno de los soldados estadounidenses más temidos y buscados por las fuerzas comunistas del Viet Cong. Esta situación obligó al Ejercito a devolver a Waldron a Estados Unidos. 

El francotirador regresó a su país el 21 de julio de 1969. Menos de un año después abandonó definitivamente el Ejército. En 1995 murió en el más absoluto anonimato. 


SIMO HÄYHÄ

Simo Häyhä (17 de diciembre de 1905 - 1 de abril de 2002) fue un francotirador finlandes que consiguió la cifra más alta de enemigos abatidos durante la Segunda Guerra Mundial. Häyhä luchó contra la Unión Soviética en la conocida "Guerra de Invierno". Este conflicto comenzó al poco tiempo de iniciarse la guerra, el ejército rojo conocedor del cambio estructural que supondría la gran guerra, aprovechó para iniciar su batalla particular contra Finlandia, con la intención de anexionarse este territorio.
Häyhä solo necesitó 100 días para escribir su nombre en la historia, en poco más de 3 meses consiguió acabar con 505 enemigos. El traje blanco que utilizaba para camuflarse entre la nieve le valió el apodo de "La muerte blanca".
Además, también se le acredita con otras 200 bajas conseguidas con un subfusil, un arma muy rústica.
Häyhä se valía de su pequeña estatura, apenas 1.52 m, para desde una posición sentada conseguir precisos disparos. Pero esta no era su única particularidad, siempre rehusó utilizar visores telescópicos en su fusil, argumentando que el reflejo del sol en sus lentes podría delatarlo. Su éxito se basó en su capacidad para camuflarse.

El ejército soviético intentó en numerosas ocasiones acabar con su vida, enviando a sus propios francotiradores al frente, y realizando descargas de artillería cuando se suponía la posición del finlandés, pero nunca tuvieron éxito.
Fue en marzo de 1940, cuando una bala explosiva impactó en el rostro de Häyhä, causándole graves heridas. Según los finlandeses fue una bala perdida, según los soviéticos el disparo de uno de sus francotiradores. Desde entonces no volvió a empuñar su fusil, aunque tampoco lo necesitó, ya que al poco tiempo Finlandia y la Unión Soviética firmaron la paz.
Häyhä falleció en 2002 en su residencia de Ruokolahti. Siempre que fue preguntado por su record de enemigos abatidos afirmaba; "Hice lo que se me ordenó lo mejor que pude".

CARLOS HATHCOCK

Carlos Norman Hathcock (20 de mayo de 1942 - 23 de febrero de 1999) fue un francotirador estadounidense, que tuvo el récord de 93 bajas confirmadas durante su servicio militar. El récord de bajas de Hathcock y los extraordinarios detalles de sus misiones realizadas lo convirtieron en una leyenda del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. 

El Ejército norvietnamita puso un precio de US$ 30,000 por la vida de Hathcock dado la cantidad de bajas que éste último había causado. Las recompensas puestas por la eliminación de francotiradores estadounidenses iban típicamente desde US$ 8000 a $2000. La recompensa puesta por la vida de Hathcock fue un récord. Sin embargo Hathcock mató a cada francotirador vietnamita que lo buscó.

Su fama como francotirador y su dedicación a los disparos de larga distancia lo convirtieron en un importante elaborador del programa de entrenamiento de francotiradores del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. En su honor, el fusil de francotirador M25 SWS fue nombrado 'White Feather' (traducido como: pluma blanca) como lo conocían durante la Guerra de Vietnam.

Hathcock alguna vez dijo que sobrevivió a su trabajo por su habilidad de "meterse en la burbuja", un estado de "total, completa, absoluta concentración", primero con su equipo, luego con su entorno, donde cada brisa y cada hoja significaba algo, y finalmente con su objetivo. 

Después de la guerra, un amigo le mostró un pasaje escrito por Ernest Hemingway: "Definitivamente no hay cacería como la cacería de un hombre, y aquellos que han cazado hombres armados lo suficiente y les ha gustado, nunca les importó nada después." Hathcock copió las palabras de Hemingway en un pedazo de papel. "El tiene razón" dijo Hathcock. "Era la cacería, no el asesinato."

Hathcock dijo en un libro escrito sobre su carrera como francotirador: "Me gusta disparar, y amo cazar. Pero nunca disfruté matando a alguien. Es mi trabajo. Si no detenía a esos bastardos, entonces ellos hubieran matado a un montón de esos chicos vestidos como Marines. Así es como lo aprecio".


VASILY ZAITSEV

Considerado un héroe de la Unión Soviética, Vasili Zátsiev (23 de marzo de 1915 –15 de diciembre de 1991), acumuló tras su gatillo la baja de 242 militares alemanes, incluidos 11 francotiradores. El reconocido francotirador de la Segunda Guerra Mundial, que inspiró la película "Enemigo al acecho", declaró en sus memorias que "mataba a cuatro o cinco alemanes todos los días".

En un pasaje de su biografía, Záitsev cuenta cómo impide a su equipo de tres parejas de francotiradores disparar contra unos oficiales alemanes que creyéndose seguros estaban lavándose junto a una trinchera. “Esos tipos solo son tenientes”, les señala. “Si malgastamos balas con la pescadilla los peces gordos nunca asomarán la cabeza”. Al día siguiente vuelven a la zona de baños. Declinan disparar contra un soldado que se asoma. Y entonces aparecen los que esperaban: un coronel acompañado por un francotirador con un precioso fusil de caza, un mayor con la Cruz de Caballero con Hojas de Roble y otro coronel fumando en una larga y aristocrática boquilla. “Nuestros disparos silbaron. Apuntamos a la cabeza, como exige el manual, y los cuatro nazis cayeron al suelo expirando el último aliento”. 

En otra ocasión, disparó contra otro oficial que llevaba la Cruz de Hierro en el pecho. “Apreté el gatillo y la bala atravesó la medalla del alemán, que salió despedido hacia atrás con los brazos abiertos”.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Záitsev se radicó en Kiev, donde obtuvo un empleo como ingeniero. Posteriormente se convirtió en director de una fábrica de textiles y permaneció en esta ciudad hasta su muerte en 1991 a la edad de 76 años, solo 10 días antes de la Disolución de la Unión Soviética.


BAGDAD JUBA

El francotirador de Bagdad, Juba, cuenta con un historial de 143 bajas estadounidenses que dio a conocer en videos difundidos en Internet y en DVD. En uno de estos videos Juba se adjudica la muerte de 37 soldados estadounidenses con su fusil de francotirador Dragunov. 

Juba fue capturado en 2006, cuando ya se había convertido en una leyenda entre los iraquíes que admiraban sus videos. Así lo aseguraron las fuerzas de seguridad iraquíes, quienes presentaron a la prensa a un prisionero sin parte de una pierna y con los ojos vendados como el hombre que había atemorizado a los soldados estadounidenses en Irak.

Los captores de Juba nunca dieron detalles sobre dónde lo encontraron ni de cómo lo detuvieron. Tampoco revelaron su verdadero nombre.


LYUDMILA PAVLICHENKO

Pero no solo de hombre se compone la lista de los tiradores más celebres de la historia. La francotiradora ucraniana, Lyudmila Pavlichenko (12 de julio de 1916, Ucrania - 10 de octubre de 1974), es conocida por haber matado a 309 enemigos durante la Segunda Guerra Mundial, entre ellos 36 "colegas", pero enemigos.

Pavlichenko luchó aproximadamente dos meses y medio cerca de Odesa, donde se adjudicó 187 bajas enemigas. Cuando los alemanes obtuvieron el control de la zona, su unidad fue retirada para ser enviada a servir en el cerco de Sebastopol, en la península de Crimea. En mayo de 1942, con el grado de teniente fue mencionada por el Consejo del Ejército Soviético del Sur debido a sus 257 alemanes abatidos.Ella encontró el cuaderno de bitácora de uno de los francotiradores alemanes que había abatido. Éste había quitado la vida a más de 200 soldados soviéticos.

En junio de 1942 fue herida por fuego de mortero. Dada su condición de heroína, fue retirada del frente menos de un mes después de recuperarse de sus heridas. Fue enviada a Canadá y los Estados Unidos para una visita de propaganda, y se convirtió en el primer ciudadano soviético en ser recibido por un Presidente de los Estados Unidos, el presidente Franklin D. Roosevelt y su esposa la recibieron en la Casa Blanca.

Anatoly Chekhov

ANATOLI CHEJOV

El sargento ruso Anatoli Chejov (incorrecto apellido para alguien que se dedicó a tan violenta ocupación), fue uno de los mejores francotiradores rusos en la batalla de Stalingrado con precisos disparos desde las alturas de los edificios en ruinas, y por fabricar una especie de silenciador para su rifle de francotirador.
Sus hazañas le hicieron un habitual de la prensa soviética, recibiendo la condecoración de la "Orden de la Bandera Roja". Durante el período de octubre de 1942 al 28 de enero de 1943 Chejov abatió 256 soldados alemanes. Por su heroísmo y destreza militar fue promovido a héroe de la unión soviética, máxima condecoración alcanzable.
Una vez finalizados los combates en Stalingrado fue enviado a Kursk, donde participó en la liberación de Belgorod y Orel. En 1943, cerca de Kiev Chejov fue gravemente herido por una explosión, perdiendo ambas piernas. Esa fue su última actuación en el frente, Chejov regresó a casa y comenzó a trabajar en una planta Electromecánica encabezando un equipo de trabajadores comunistas.
Allí pasaría el resto de sus días hasta su fallecimiento en 1967. Esta última etapa apenas fue conocida por la sociedad ruso, que lo dio por muerto en los combates.

CRAIG HARRISON
Este soldado no es famoso por haber eliminado una enorme cantidad de hombres, sino por haber roto un récord: mayor distancia de haber eliminado un objetivo.

El cabo de Caballería del Ejército Británico, Craig Harrison, eliminó a dos guerrilleros talibanes a 2,475m de distancia con un rifle L115A3. Las condiciones para lograr el tiro fueron ideales, pues el calibre que usaba, 338 Lapua Magnum, solo tiene un alcance efectivo de 1600 m.
Harrison menciona que era un día claro sin viento y la visibilidad era magnifica. Su observador y calculador Cliff O´Farell le informa de dos guerrilleros; decide ajustar su mira y después de unos minutos de cálculos hace el primer disparo, dos segundos después el primero cae, inmediatamente realiza otro disparo y el segundo cae también.
Fuente: http://www.espectador.com