El «Príncipe de Asturias» acumula treinta meses oxidándose en Ferrol

El portaviones «Príncipe de Asturias» cuando atracó en el muelle de Navantia en el que todavía permanece.

El portaviones Príncipe de Asturias continúa su agonía amarrado en Ferrol sin que, por el momento, haya nada cerrado acerca de su subasta para acabar en el desguace.

El Ministerio de Defensa todavía mantiene en el aire las fechas exactas para que se produzca el necesario concurso público que permita a las compañías interesadas concurrir al mismo. Tampoco se ha determinado con claridad el precio de salida. Fue el 8 de febrero del 2013, hace más de treinta meses, que el que era buque insignia de la Armada española llegaba a la ciudad naval para atracar de manera definitiva y proceder a su desarme y a retirar todos aquellos elementos que la Armada considerase de valor o pudiesen ser reutilizados.

Todo ese proceso se concluyó hace ya tiempo y, ahora, el buque continúa bajo la custodia del Arsenal de Ferrol, que mantiene vigilancia sobre él las 24 horas del día.


¿Cuándo tendrá lugar la subasta pública? Diferentes fuentes consultadas la sitúan ahora en la recta final del presente ejercicio, aunque con anterioridad ya se barajaron otros calendarios y, hasta el momento, no se han cumplido.

No es, sin embargo, algo inhabitual. Las fragatas de la clase Baleares, por ejemplo, también estuvieron acumulando óxido durante mucho tiempo en los muelles militares de Ferrol antes de que Defensa las sacase a subasta. En ello influyen diferentes aspectos, aunque lo fundamental son las cuestiones internas de carácter administrativo.

Totalmente descartado está ya, salvo sorpresa mayúscula, que el portaviones pueda ser comercializado a la Marina de otro país, una posibilidad que se exploró y en la que hubo naciones interesadas, pero que nunca ha llegado a cuajar.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es