El Batallón Reforzado de Desembarco 167(BRD-167) del Tercio de Armada se prepara para su calificación operativa


El Batallón Reforzado de Desembarco 167, al mando del teniente coronel Fernando Díaz García, ha finalizado este fin de semana el ejercicio FTX BRD 1-1 en el Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín (CASR) como preparación para su próxima Calificación Operativa (CALOP) como Batallón de Alta Disponibilidad.
El BRD-167 organizado y constituido sobre la base del Primer Batallón de la Brigada de Infantería de Marina ‘Tercio de Armada’, cuenta para un adecuado desempeño de cometidos con refuerzos y apoyos del Tercer Batallón de Desembarco, del Grupo de Artillería, del Grupo de Apoyo de Servicios de Combate, del Grupo de Movilidad Anfibia y del Batallón de Cuartel General.
Su organización operativa incluye tres elementos de maniobra: una compañía de fusiles mecanizada en vehículos de asalto anfibio (AAV), otra en vehículos de combate de infantería PIRANHA y una tercera helitransportada con posibilidad de ser desembarcada mediante embarcaciones de asalto (EMBAS).
El desarrollo del ejercicio se dividió en dos fases: la primera, de adiestramiento de nivel subgrupo táctico, integrado con el resto de unidades de apoyo de combate y servicios de combate, donde se realizaron ejercicios de ofensiva, defensiva, control de área, reconocimiento de rutas y zonas, colaboraciones con embarcaciones, ejercicios avanzados de tiro y control de apoyo de fuegos.
La segunda fase consistió en la ejecución de un ejercicio táctico de nivel batallón en un escenario de alta/media intensidad en el que se realizó un ataque deliberado y posterior establecimiento de las posiciones defensivas ligeras, finalizando con una última fase de control de área extensa.

El Batallón Reforzado de Alta Disponibilidad
El Batallón Reforzado de Alta Disponibilidad (BRD AD) de la BRIMAR es una unidad operativa que, basada en uno de los batallones orgánicos de la Brigada, se compone de los elementos de apoyo suficientes para asegurar su operatividad y supervivencia en los escenarios más exigentes. De este modo, esta unidad de alrededor de 700 efectivos recibe un adiestramiento específico, principalmente en operaciones actuales de respuesta de crisis, para, posteriormente, permanecer lista y alistada para poder ser desplegada durante un tiempo determinado en caso necesario.
Este BRD AD aprovecha las capacidades inherentes a la infantería de marina, tales como su naturaleza expedicionaria, rapidez de respuesta, flexibilidad o mínima huella logística para, embarcado en los buques anfibios de la flota, poder ser desplegado en escenarios alejados y en toda clase de operaciones, desde mantenimiento de la paz o ayuda humanitaria hasta conflictos de baja y media intensidad, en este último caso siempre asegurando el mínimo de daños colaterales gracias a su armamento de última generación.

Fuente: http://www.armada.mde.es