STEC (SURVIVAL TRAINING & EMERGENCY CENTER) - CENTRO DE ADIESTRAMIENTO AERONAVAL

ARTICULO PUBLICADO EN FAM Nº 164


El STEC es un centro de entrenamiento de emergencias y supervivencia instalado en la base aeronaval de Rota (Cádiz) pero abierto a todas aquellas personas que quieran aprender a cómo sobrevivir en el agua. En palabras de uno de los alumnos con los que estuvimos, dicho centro, y los cursos que en él se dan, son su "seguro de vida". Todo aquel que trabaje en o encima del agua, encontrará que los cursos que aquí se imparten deberían ser algo obligatorio para los profesionales, actividad se realiza frecuentemente en entornos marinos o lacustres.

El STEC fue creado en su día por la empresa INDRA para dotar a la Armada, y especialmente al personal de la flotilla de Aeronaves (FLOAN), de un centro de supervivencia en el mar donde se les enseñase cómo salir de las múltiples situaciones  y/o accidentes que en algún momento podrían sufrir  en el mar. No en vano, la Armada tiene aquí sus instalaciones de supervivencia, tal como luce en el frontal del edificio principal.

A través de dicho acuerdo, las FAS españolas se reservaban una serie de horas al año para que todo el personal que tuviese necesidad de este tipo de cursos pasase por aquí. Ahora, el STEC sigue realizando dicho tipo de cursos, pero se ha abierto a todo el mundo que quiera recibir adiestramiento para la supervivencia en el agua, desde personal de plataformas off shore, tripulantes de aeronave, buceadores profesionales y aficionados, etc..

En la actualidad el centro es dirigido por María Villar, y cuenta con una plantilla de nueve profesionales, con muchas horas de trabajo y especializados en diversas técnicas: primeros auxilios, spervivencia en el mar, contraincendios, buceo, etc.

En centro cuenta con una piscina climatizada de 200m 2  con 4 metros de profundidad máxima, equipada con un amplio abanico de sistemas que permite recrear en ella olas, corriente, vientos, niebla, lluvia y efectos lumínicos y sonoros.

Dispone de un entrenador METS 40 configurable para diferentes modelos de aviones y helicópteros. Una plataforma de salto de 5 metros de altura hasta lámina de agua, simuladores SWET. y de un simulador de cabina de helicóptero SAR con grúa a 9  metros sobre la lámina de agua.


El METS 40 es uno de los simuladores de su clase más avanzado del mundo: está diseñado para replicar helicópteros de mediano tamaño y aviones de ala fija pequeños. El METS-40, tiene capacidad para 18 personas y dispone de 8 salidas configurables, que entre otros puede simular los helicópteros Super Puma, S61, CH47 o NH90. Mediante diferentes complementos, puede replicar situaciones como las que tendría en la vida real un transporte de tropas (SH-3D), operadores de sensores (CN-235/SH-60b) o un operador en el asiento de mecánico (Súper Puma, Cougar). 

Con estos medios, el STEC presta formación HUET (Helicopter Underwater Escape Training) a las tripulaciones de ala rotatoria de los tres ejércitos Españoles, formación HUET a las tripulaciones de ala rotatoria y fija de Administraciones publicas y Empresas de aviación de ala rotatoria, formación en Seguridad fast Rope y paracaídas para Unidades Especiales de la Armada y la US NAVY, y formación básica de Seguridad  para trabajadores del mundo Offshore. Su abanico de clientes es muy amplio: Armada, Ejército de Tierra y Ejército del Aire, US Navy US Army, protección Civil, Policías, Guardia Civil, Servicio de Vigilancia Aduanera, Servicio de Inspección de Pesca, operadores aeronáuticos, empresas de gas y petróleo, empresas de industria eólica off-shore, etc.

Baste como ejemplo que en 2015, pasaron por sus instalaciones un total de 1.252 alumnos militares y 219 de los demás organismos y empresas. Pero ahora esperan ampliarse a otros sectores como la preparación de profesionales para trabajos de especial riesgo en sector Aeronaval, Naval y Eólico, que incluya formación básica contra incendios, rescate en espacios confinados, HUET, primeros auxilios, seguridad en trabajos verticales y altura, etc. Además, el centro se abre a cualquier persona que desee recibir un adiestramiento, básico, medio o profesional, sobre cómo reaccionar ante una accidente en el agua.

El autor en aficionado al buceo, y les podemos asegurar que para muchos de nosotros éste curso debería ser casi obligatorio, cuando no un verdadero placer el realizarlo. El entrenamiento se realiza en uno o dos días y va paso a paso. Primero se mide la respuesta de cada individuo ante una situación de estas características (la más habitual el caer al agua con una aeronave). y posteriormente se van introduciendo niveles de dificultad. Se cae la aeronave al agua y evacuación por ventanas y puertas, posteriormente la aeronave se vuelca y hay que salir de la misma, y por último todo ello se complica con oleaje, viento, lluvia y, finalmente, un ejercicio completo con todo ello de noche. Se recrea a la perfección la escena con luces, sonidos, grúa en plataforma elevada simulando un helicóptero, botes salvavidas,etc. Para aquellos que hemos asistido a dicho ejercicio, les aseguramos que es lo más parecido a la realidad que se puede hacer.


Naturalmente todo ello se hace en un entorno controlado y siempre bajo la supervisión directa de los profesionales del centro que acompañan a los alumnos en todas las fases del entrenamiento. Por ejemplo, ¿qué hacer si caes al agua con todo tu equipo de campaña? ¿Qué hacer si haciendo un fast rope caes al agua? ¿y si  saltas en paracaídas en el agua y la campana cae encima tuya?. Todas las situaciones imaginables en el entorno
acuático pueden ser reproducidas en este moderno simulador, que pasa los más altos controles de calidad y de los que solamente existen 21 en todo el mundo.

Al grito de ¡ditching, ditching, ditching¡ (zambullirse) comienzan los ejercicio, y todo el mundo se prepara psíquica y físicamente para poder realizarlos. La experiencia es que todos los que han pasado por  este simulador salen encantados, todos ellos con un nuevo "seguro de vida" para su trabajo, y muchos habiendo vivido una experiencia inolvidable.