Bélgica elige el F-35 de Lockheed en lugar del Eurofighter



Bélgica ha elegido los cazas furtivos F-35 de Lockheed Martin (LMT.N) en lugar del Eurofighter Typhoon para reemplazar sus F-16 envejecidos, según fuentes del gobierno, en un movimiento que consolidaría la posición del avión de guerra hecho por Estados Unidos en Europa.

El país ha estado deliberando durante meses sobre la compra multimillonaria de 34 nuevos aviones de combate, y la última fecha límite para tomar una decisión es el 29 de octubre.

Un portavoz del Ministerio de Defensa se negó a comentar sobre la decisión del gobierno y no confirmó la fecha límite de finales de octubre.

La portavoz de Lockheed, Carolyn Nelson, no confirmó que se haya tomado una decisión, pero dijo que la compañía sigue confiando en que el F-35 es la opción correcta para Bélgica.

"El F-35 ofrece capacidad de transformación para la Fuerza Aérea Belga y, si es seleccionado, los alineará con una coalición global que opera el avión más avanzado del mundo."

De confirmarse, la decisión convertiría a Bélgica en el duodécimo país en comprar los aviones F-35 con evasión de radar y podría contribuir a reforzar la posición de la compañía aeroespacial estadounidense en las próximas licitaciones en Suiza, Finlandia y Alemania.

La decisión, cuyo resultado probable fue informado por Reuters el pasado viernes, se esperaba para julio, antes de la cumbre de la OTAN en Bruselas. Se estima que el pedido de reactores cuya entrega está prevista a partir de 2023 asciende a 3.600 millones de euros (4.140 millones de dólares).

Washington ha extendido los términos de la licitación del F-35 hasta el 31 de octubre a petición de Bruselas, dijeron fuentes estadounidenses, y agregaron que cualquier otra demora provocaría cambios en los precios.

Lockheed ha dicho que su oferta dará a las empresas belgas importantes oportunidades de contribuir a la empresa global F-35.



El Primer Ministro belga, Charles Michel, ha dicho que le gustaría tomar la decisión sobre los reemplazos de los F-16 antes de las elecciones nacionales de mayo y el Ministro de Defensa, Steven Vandeput, ha dicho que espera resolver el asunto antes de que renuncie a su cargo a finales de año.

Una victoria de Lockheed supondría un revés para Gran Bretaña, Alemania, Italia y España, los cuatro países detrás del programa Eurofighter, que habían montado una fuerte campaña de cabildeo para el avión de guerra europeo.

También es probable que enfurezca a Francia, que no presentó una oferta formal para el caza Rafale construido por Dassault Aviation (AVMD.PA) pero que había ofrecido a Bélgica una estrecha cooperación en materia de defensa para evitar una mayor propagación del F-35 en Europa.

Otros compradores europeos del F-35 son Gran Bretaña, Holanda, Dinamarca, Italia, Turquía y Noruega.

El Eurofighter es operado por Alemania, Gran Bretaña, Austria, Italia y España.

Fuente: Reuters